Recorriendo Delft

turismo en Delft

Delft, famosa por su bellísimos objetos de cerámica azul, por la lucha de Guillermo de Orange-Nassau, padre de la monarquía holandesa, y por ser la cuna y residencia de Johannes Vermeer, el artista que plasmó la famosa “La joven de la Perla” entre otras muchas obras de arte, es además una ciudad que abre amablemente sus puertas a todo aquel que quiere visitarla y gozar de cada uno de sus fascinantes rincones llenos de historia.

Dicen que lo ideal es recorrer Delft a pie, sin prisas, observando cada detalle: los edificios medievales de su centro histórico, los distintos canales que la cruzan, entrar en cada museo y en cada iglesia, perderse en sus mercadillos y pararse de vez en cuando en cualquier de sus terrazas para disfrutar, desde un agradable palco, del ritmo suave y mágico de la ciudad.

Pero allí podrás encontrar también otras formas de desplazarte, como el tranvía de caballos que puedes reservar si vas en grupo y que te llevará por la ruta histórica o el conocido como DelftXpress, que es un peculiar tren de color azul que circula por los lugares turísticos más importantes.

Otra opción es pasear en barco por sus tranquilos canales. Si eliges esta alternativa podrás disfrutar de un recorrido de unos 45 minutos en el que te acompañará un guía que, en varios idiomas, te irá contando tanto la historia como curiosidades de la ciudad y de sus monumentos. Ahora bien, este servicio funciona sólo desde abril hasta octubre en horario de 11:00 a 17:00. Por cierto, que parte desde Koornmarkt 113 y el precio para adultos es de 5,90 € mientras que para los niños es de 3€.

Canales en Delft

Y si eres amante de las emociones fuerte atrévete con el “Dagtochten Combinatie Delft“, que te costará 6,50 por dos horas en las que podrás recorrer las calles en un patinete muy especial. También puedes optar por lo que conocen allí como bici-taxi que podrás encontrar por el centro y que funcionan cada día pero también sólo desde abril hasta octubre. Eso si, el que pedaleen por ti te costará 1 € cada 3 minutos y por persona. Puedes montarte en uno de estos bici-taxis si lo encuentras vacío pero es mejor que lo reserves con antelación, (teléfono: 015 214 14 40); tienes más información sobre ellos en velotaxi.com.

Delft desde el cielo

Pero, sin duda alguna, lo que resulta una experiencia única e inolvidable es ver Delft desde el cielo. Partiendo desde el aeropuerto de Rótterdam, podrás sobrevolar tanto el centro histórico como los distintos canales durante 3 horas. Este “Delft Up and Down” es caro, pero merece la pena.

Para saber más sobre la ciudad:

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Delft



Deja tu comentario