Schokland, Patrimonio de la Humanidad

Schokland, Patrimonio de la Humanidad en Holanda

La localidad de Schokland solía ser una isla en el mar del Sur. Actualmente, sin embargo, es parte del territorio continental de Holanda. Y esto se debe a que los alrededores cubiertos de agua fueron drenados, en una magnífica muestra del dominio que los holandeses han tenido desde siempre sobre el avance del mar.

El pólder Noordoost fue construido en 1942, permitiendo la utilización de aquellas tierras como si se tratara de zonas emergidas por naturaleza. Las obras se destinaron a solucionar los serios problemas de inundaciones que sufría Shokland, que durante la Edad Media había sido un pintoresco destino.

Las últimas grandes inundaciones, en 1825 y en 1859, fueron decisivas a la hora de tomar las situación por muy seria y dedicarse a hallar una salida para evitar que continuaran las sucesivas destrucciones causadas por el agua. Schokland se transformó más tarde en el primer sitio de Holanda declarado Patrimonio de la Humanidad, y alberga hoy en día un museo.

Como correlato de este rescate, se puso fin al aislamiento de la isla, lo cual contribuyó a la extinción de su cultura local, el correlato negativo de esta historia. Para recordarla, el Museo Schokland fue abierto en la antigua iglesia de Middelbuurt, renovada en 1948 para ese fin.

Allí pueden conocerse los detalles del proceso de drenaje y de sus consecuencias a nivel cultural, que convirtieron a Shockland en una próspera región continental de Holanda. Natuurlijk Schokland (es decir, el Museo Natural) se encarga de organizar tours a la antigua isla y de conservar y restaurar sus paisajes para que no pierdan el encanto que la caracterizó desde siempre.

Un interesante sitio para visitar es el faro, hoy en ruinas. Se encuentra en el extremo norte, en el antiguo puerto que también es recomendable para un romántico paseo. Al sur, pueden conocerse las ruinas de la iglesia, así como el museo.

Foto Vía: Eropuit

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Patrimonio de la Humanidad



Deja tu comentario