Tarjetas inteligentes en el transporte público en Holanda

Tarjeta inteligente

Todo el transporte público, trenes, autobuses, metros y tranvías, en los Países Bajos comparten ahora una sola: OV-Chipkaart, es decir, una tarjeta inteligente, para hacer los pagos mucho más fácil. Esta tarjeta simplifica el uso del transporte público en los Países Bajos.

Los residentes y turistas sólo necesitarán una de estas tarjetas inteligentes de transporte para poder acceder a todos los trenes, autobuses, metros y tranvías de los Países Bajos. Dependiendo del tipo de tarjeta, la Chipkaart se puede cargar con el precio completo de la totalidad del viaje, o descontar de la tarjeta la tarifa de dicho viaje.

Así pues, los turistas ya no tenemos que estar pendientes de los precios ni las tarifas de los distintos trenes, autobuses, tranvías o metros. Simplemente con tener cargada nuestra tarjeta inteligente, ya podemos hacer uso del transporte público en Holanda.

La tarjeta cuenta con un chip electrónico que se pasa a la entrada de cualquier estación de metro, autobús o tren. El precio correcto basado en la distancia recorrida se descuenta automáticamente de nuestra tarjeta inteligente.

Actualmente hay disponibles tres tipos diferentes de tarjetas inteligentes:

  1. La tarjeta inteligente personal, que sólo puede utilizarla una misma persona, dirigida para residentes y turistas que van a usar el transporte público con demasiada frecuencia. Debe contener una foto y los datos personales del viajero.
  2. La tarjeta inteligente anónima, puede ser compartida y no contiene información personal de los viajeros.
  3. La tarjeta inteligente desechable, una tarjeta simple que se limita exclusivamente al precio de un solo viaje

Es posible que la mayoría de turistas utilicen la tarjeta inteligente desechable. Su uso es el de un billete estándar normal, y sólo es válido para un trayecto. Por ejemplo, un viaje en tren desde Amsterdam a Rotterdam. Será una tarjeta sólo válida para el día y la hora indicada.

La tarjeta inteligente anónima también es ideal para turistas. Puede ser recargada todas las veces que se quiera, y se descuenta automáticamente en la salida de cada viaje. La tarjeta es transferible. La cuota inicial de la tarjeta depende de dónde la compremos, aunque lo más normal es que sea de dos o cuatro euros.

Tradicionalmente, la mayoría de trenes y tranvías de Holanda pueden ser abordados fácilmente. Sin embargo, los metros y trenes de ciudades como Amsterdam y Rotterdam en general tienen barreras de billetes automáticos. De todas maneras, también pasan revisores para revisar vuestros billetes y tarjetas inteligentes.

Se requiere un saldo mínimo para obtener una de estas tarjetas inteligentes. Cuatro euros para autobuses, tranvías y metros, y unos veinte euros para los trenes. Al salir, comprobar que os han descontado la tarifa del viaje, al igual que si hacéis algún transbordo, comprobar que no os hacen el descuento del segundo de los viajes.

En el 2010 todos los operadores de transporte público aceptarán ya el uso de las tarjetas inteligentes, a pesar de que aún se puede pagar de otra manera. El principal objetivo de la OV Chipkaart es hacer más fácil el uso del transporte público para los residentes. Asimismo, para los turistas también será una forma más sencilla de recorrer un país como Holanda.

Imprimir

Etiquetas: , ,

Categorias: Información práctica



Deja tu comentario