Ruta del agua por Holanda

Schiedam

Holanda es un país de molinos de viento, flores, tulipanes, ciudades preciosas… ¿y qué más?… Tantas cosas… Hoy nos quedamos con una de ellas. Holanda es el país del agua. Sí, sí, del agua. ¿Sabíais que se puede hacer una especie de ruta del agua por Holanda?. Los holandeses le deben tanto turismo al agua, gracias a sus canales, ríos, lagos, etc…

Si nos lo proponemos, podemos hacer nosotros mismos nuestra ruta del agua por Holanda, una ruta que no encontraréis en ninguna guía de viaje. Os la ofrecemos completamente en primicia. Imaginaos… Empezaríamos en Rotterdam, la segunda ciudad más grande de los Países Bajos, con el puerto más grande del mundo.

Nuestra primera visita al salir de Rotterdam sería Schiedam, algo así como una parte de la zona metropolitana de Rotterdam. Schiedam es bien conocida por su ginebra, pero en especial por su centro histórico, atravesado de canales, y los molinos de viento más altos del mundo. Por supuesto, navegaremos y pasearemos por sus canales, con una copa de la mejor ginebra del mundo.

Después de almorzar en Schiedam, nos trasladaremos literalmente a la esquina de Holanda, es decir, a Hoek van Holland. Allí, relacionado con el agua, se visita el Maeslantkering, para aprender sobre la gestión del agua en esta zona de los Países Bajos.

Desde aquí, y de camino a la playa de Rockanje, hacemos una pequeña parada en la ciudad de Brielle. Se trata de una ciudad muy antigua, fortificada, famosa por las murallas que la rodeaban y por su foso. Hay muchos edificios históricos en el centro de Brielle, entre ellos el Arsenal, de 1708, y que hoy es un museo, y también el viejo ayuntamiento, que igualmente se ha convertido en un museo.

Ahora sí, nos acercamos hasta la playa de Rockanje, para ver las hermosas dunas de Voorne. Cruzamos la presa de Haringvliet, para llegar a Dreischor, un pueblo que puede llegar a relatarnos historias que datan de 1206. En el corazón de la ciudad se halla su iglesia, y una serie de casas pintorescas alrededor. Cerca se encuentra el Museo Watersnood, un museo que recuerda el desastre que produjeron las inundaciones del 1 de febrero de 1953.

Desde Dreischor podemos dirigirnos ahora a la ciudad de Zierikzee, un puerto medieval que esconde preciosos barcos, que se reflejan en sus aguas. Podemos terminar nuestro recorrido algo cerca, en la ciudad de Vlissingen, en un atardecer en el que veamos pasar por el río Escalda los barcos con los que siempre soñamos.

Y es que Holanda ya no sólo es el país de los tulipanes, ¿no?.

Foto Vía Go Europe

Imprimir

Etiquetas: , ,

Categorias: Rotterdam, Rutas Turísticas



Comentarios (2)

  1. giovana dice:

    hola quiero saber como llaman al terreno ganado al mar q se q hizo Holanda

  2. Javier dice:

    Hola Giovanna:

    Esos terrenos ganados al mar en HOlanda se llaman polders.

    Saludoss

Deja tu comentario