Viaje a Utrecht, guia de turismo

Canales de Utrecht

Seguimos con el viaje haciendo la siguiente parada en Utrecht, una histórica ciudad que puede ser considerada la de origen de los Países Bajos, y es que esta ciudad es conocida por todos por la Paz que aquí se firmara en el año 1712/1713 y que supuso el fin de la Guerra de Sucesión Española. También ha sido sede, casi ciento cincuenta años antes (en el año 1579), de la firma del acuerdo que diera vida a la Unión de Utrecht, desde cuyo frente, Guillermo de Orange, proclamara apenas dos años después, la independencia de las regiones acogidas bajo el tratado, de la Corona española.

Las provincias del Norte que lo firmaron, Holanda, Zelanda, Groninga, Güeldres y Utrecht, consiguieron así su independencia, que no se vería ratificada oficialmente sino hasta el año 1648 con la Paz de Westfalia con la que acabó la Guerra de los Ochenta años.

Utrecht es, hoy día, una ciudad muy tranquila, no tan concurrida como pueda serlo Amsterdam, pero sí con el encanto que le otorga el contar, como la capital holandesa, con un canal que serpentea por la ciudad. Queda la ciudad así recorrida por numerosos puentes y por una animada ribera en donde se despliegan los pequeños bares y terrazas donde tomar tranquilamente un refrigerio que nos permita seguir con nuestra visita.

Curiosamente, esta ciudad tiene una de las mejores Universidades de Holanda hasta el punto de que un alto porcentaje de su población es universitaria (de 300.000 habitantes, están censados 65.000 estudiantes), y cuenta, por ende, con la torre más alta del país, la Torre Dom, que, con sus 110 metros de altura domina toda la ciudad y sirve de faro y guía para quienes quieren visitarla.

CÓMO LLEGAR A UTRECHT

Yo lo hice en tren desde Amsterdam. La comunicación es perfecta y frecuente. Sale un tren cada quince minutos y se tarda apenas media hora en llegar a la estación de Utrecht que, por cierto, se encuentra situada dentro del centro comercial más grande del país, el Hoog Catharijne. De ahí, al centro de Utrecht, son apenas 10 minutos a pie.

Por supuesto, también hay buses y taxis, pero os aconsejo el tren por lo rápido y barato (no llega a 7 euros el ticket de ida)

QUÉ VISITAR

En primer lugar os recomiendo que la paseéis tranquilamente antes de entrar a ningún monumento. Absorbed su espíritu; disfrutad de sus puentes, de sus vistas y de su tranquilidad. Descubrid los patios interiores y los parques que tiene la ciudad. Incluso podéis daros un paseo en góndola por Utrecht y verla a ras de agua. Paraos en cualquier terraza y tomaos una cerveza mientras observáis cuanto se mueve alrededor. Quizás sea una costumbre mía, la de conocer y ver, antes de entrar en los sitios, pero viene muy bien para imbuirte de lo que allí pasa.

Canales de Utrecht

Terraza junto a los canales

¿Estáis ya preparados?…

Partiendo de la estación y desde la Mariaplaats, sólo tenéis que dirigiros en línea recta hacia la torre Dom que la veréis al fondo de la María Zadelstrasse.

La Torre Dom, como he dicho, es la más alta de Holanda y ofrece la mejor vista panorámica posible de la ciudad. Eso sí, tendréis que subir ni más ni menos que 465 escalones. Si os gusta la fotografía, es una visita obligada. Se comenzó a construir en el año 1321 y en su interior podréis visitar las sobrias capillas de San Miguel y San Egmond. Además, os sorprenderá ver de cerca las campanas que cada media hora resuenan armónicamente por toda la ciudad. Trece campanas cuyo peso oscila entre los 500 y los 9.000 kilos.

Enfrente está la Catedral que antiguamente estaba unida a la propia torre Dom pero que, desgraciadamente, vio como un tornado, allá por el siglo XVI, arrasó con toda la nave central que las unía. Comenzada en el año 600 con apenas una capilla, hoy día es el mejor ejemplo del gótico en Holanda.

Catedral de Utrecht

Domkerk – catedral de Utrecht

Justo al lado está la Universidad, una de las más prestigiosas del país creada en el año 1636. En su interior está el Museo Oude Hortus, un museo dedicado a la botánica. Tuve la oportunidad de pasear por su interior, y es curioso cómo se respira allí la elegancia y el prestigio de esta Universidad tan valorada a nivel internacional.

Podríamos a partir de aquí hacer un recorrido de museos, pues Utrecht, como ocurre con Amsterdam, destaca por la cantidad de exposiciones que ofrece al público en general de diferentes temáticas. Así, tenemos el Museo de Arte Aborigen, el Museo Catharijneconvent, el museo y observatorio Sonnenborgh, el Museo Universitario y el Museo Central de Utrecht.

Precisamente en este Museo se encuentra la mayor colección de obras de Rietveld, uno de los artistas más revolucionario del diseño conceptual. Su minimalista obra es rompedora e incluso transgresora para su época, y hoy se considera como uno de los grandes genios en su campo artístico. A él se deben numerosos diseños, como el de la silla en zig zag o el diseño de la famosa Casa Schröder, considerada Patrimonio de la Humanidad.

Pero también hay museos ferroviarios, el museo del dinero, el museo de conductos de aguas holandesas o la casa de Dick Bruna, un pinmtor que se ha hecho mundialmente famoso por Miffy, un conejito que él mismo diseñó.

DE COMPRAS

A lo largo de vuestro recorrido encontraréis tiendas para todos los gustos, pero el lugar donde más se concentran es, sin duda, el Hoog Catharijne, un gigantesco centro comercial que alberga también la estación de trenes.

Quesos, trenes, chocolates… todos los productos clásicos holandeses podréis encontrarlos en Utrecht.

VIDA NOCTURNA

Es una ciudad universitaria, sí, pero no penséis por ello que es una ciudad bulliciosa de noche. De hecho, cuesta encontrar locales de mucha marcha (al menos, la marcha a la que estamos habituados en España). La música es más reposada y no tan alta, y están, habitualmente los locales ambientados para que se pueda mantener una conversación sin mayores problemas.

Hay gente joven por las calles, eso sí, que se concentra en pequeños locales junto a los canales.

El Winkel van Sinkel es uno de los locales más conocidos, un gran café restaurante que por las noches también funciona a modo de club y donde los domingos hay, incluso, espectáculos de tango y salsa.

Winkel van Sinkel en Utrecht

Winkel van Sinkel

El ‘T Oude Pothuys es uno de los locales más conocidos de Utrecht donde podréis oir música de alto nivel, mientras que en Ekko hay música techno y hip hop.

No obstante, como os digo, la noche en Utrecht es bastante distinta, por lo tranquila, respecto a la de España.

DÓNDE COMER

No os faltarán sitios donde comer de lo que queráis. Como ocurre por toda Holanda, no tienen una gastornomía propia, por lo que recurren a la cocina internacional. Así, por ejemplo, podéis probar la cocina griega en Delphi’s, la mediterránea en Slanveget o la italiana en San Siro.

Yo cené en el restaurante Luden, un local bastante elegante donde se come razonablemente bien en un sitio además céntrico y bien situado. Por su parte, el almuerzo fue en la Brasserie Bresson, un restaurante donde cuidan bastante la presentación del plato, pero con el grave problema (al menos en nuestro caso) de lo que tardan en servir.

ALOJAMIENTOS EN UTRECHT

Si vas a venir de visita y necesitas un lugar donde alojarte, aquí puedes consultar diversos hoteles en Utrecht.

RECOMENDACION FINAL

No suele ser Utrecht una ciudad que se suela incluir en los recorridos. No obstante, a mí, particularmente, me ha gustado bastante más que otras que sí suelen ofrecerse como Rotterdam o La Haya. Más acogedora, esta tranquila ciudad puede ofrecer bastante y es, por qué no, una buena escapada tanto para escaparse un fin de semana como para acercarnos desde Amsterdam.

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Utrecht



Comentarios (1)

  1. Juan Carlos Caraballo Herrero dice:

    Exelente información, sintetica, clara y rica en contenido.
    Muchas Cracias !!
    Juan Carlos

Deja tu comentario