La prostitución en Holanda

Prostitución en Holanda

En Ámsterdam la prostitución es legal. Ya os hemos hablado sobre el Barrio Rojo en la ciudad, donde desde comienzos del año 2000 las prostitutas pueden posar en las ventanas con el objetivo de realizar un comercio puramente carnal y hoy en día, es importante aclarar que estas mujeres son contribuyentes.

Desde luego que sigue sucediendo el tema de la discriminación como por ejemplo el caso de que los bancos no les brindan hipotecas. Sin embargo, el gobierno holandés se ha encargado durante largos años de hacer saber que las prostitutas pueden tener acceso a la atención médica y el trabajo, siempre y cuando se presenten condiciones optimas por medio de controles y la vigilancia constante de labores prácticas y estándares.

Pues si todavía no estáis al tanto en dónde encontrar este tipo de servicios, os comento que el Barrio Rojo (Ámsterdam) sigue siendo el más seguro. Allí abunda la policía y los guardaespaldas contratados por tales mujeres.

Además, vale señalar que en Utrecht, ubicada a unos 30 minutos de la ciudad anteriormente nombrada cuenta con su propia zona roja y si recorréis Rótterdam, se ofrece una amplia variedad de clubes de sexo o casas particulares.

Por supuesto que en horas del día las calles no poseen la misa vida que de noche, y si sois un poco tímidos para conocer estos sitios, está la opción de concurrir a espectáculos sexuales en vivo, todos ellos situados en la ciudad de Ámsterdam, como la Casa Rosa (OZ Achterburgwal), el famoso Moulin Rouge (Oudezijds Achterburgwal 5-7) y sino espectáculos más interactivos como Bananenbar (Oudezijds Achterburgwal 37).

De esta manera, y en lo que refiere a mi opinión personal, os aconsejo que en todos estos lugares que os comenté evitéis tomar cualquier tipo de fotografía de las ventanas con las mujeres, ya que este acto está completamente prohibido y cualquier intento que pueda llegar a realizarse, de forma inmediata es controlada por la policía de Holanda.

Por último, quisiera referirme a la ley holandesa que se encuentra en vigor, donde señala que tanto los trabajadores como las trabajadoras del sexo, son considerados como cualquier otro tipo de trabajadores de cualquier otro sector en régimen de autónomos o de empleados. Con esto quiero decir que abonan impuestos y si son despedidos, tienen derecho a percibir la prestación que brinda el gobierno por desempleo.

Foto: iprofesional

Imprimir

Categorias: Holanda



Deja tu comentario