Advocaat, licor holandés

Advocaat

Nada más leerlo me vino a la memoria el entrenador de fútbol holandés Dick Advocaat, conocido como el Pequeño General. Pero no, en este caso no tenía nada que ver con el deporte de la pelota. Estábamos en un restaurante de Maastricht y su nombre aparecía en la carta de bebidas. ¿Qué era aquello de advocaat?

Todas las demás bebidas me resultaban familiares menos aquella, por lo que picado por la curiosidad me pedí uno. Como bien nos explicó el camarero (adivinó en mi rostro el no tener ni idea de lo que era aquello) el advocaat es un licor elaborado con huevo, brandy o ginebra, y aromatizado con un poco de vainilla, café o chocolate. Como podéis imaginar con estos ingredientes, es denso pero de un sabor realmente muy sugerente.

Para mi gusto no es demasiado fuerte, ya que tiene una graduación en torno a los veinte grados (más o menos como el vermouth o el vino de Oporto) y al servirse frío a modo de las típicas cocteleras pues sabe divinamente. El mismo camarero nos dijo que se solía tomar después de las comidas y que, como postre o digestivo, se decora con una pequeña capa de nata por encima.

El advocaat típico es el que se prepara utilizando solo las yemas, aunque existe también la variedad de licor que lleva el huevo completo. Esta última dicen que es menos espesa, pero esta yo no la he probado (si hay alguno en la sala que sí lo ha hecho que nos comente a ver qué tal). También hay algunos que para darle más sabor llevan variantes de naranja o limón, aunque suele ser casi siempre de vainilla, café o chocolate.

El advocaat lo podéis encontrar en muchos restaurantes, bares, pubs y coctelerías de Holanda. También puede ser un buen souvenir a comprar si queréis traeros algo típico del país.

Foto Vía: holland.com

Imprimir

Categorias: Gastronomia



Deja tu comentario