El Museo Marítimo de Rotterdam

Museo maritimo de Rotterdam

Si viajamos a Rotterdam debemos saber que cuenta con uno de los mayores puertos del mundo. Este dato hace completamente necesario un museo a la altura de las circunstancias, algo que evidentemente es así; y es que el puerto de Rotterdam alberga el fantástico Museo Marítimo de Rotterdam, una atracción más que recomendable si viajamos a esta hermosísima ciudad.

Este museo no podía ser pequeño, distaría mucho de la grandeza de su puerto, por este motivo cuenta con más de un millón de objetos relacionados con el mar, además de un sinfín de experiencias interactivas que nos permitirán explorar sus secretos más fascinantes.

Cuenta con exposiciones dedicadas a la historia de la construcción naval en los Países Bajos desde el siglo XVII. Además, podemos disfrutar de atracciones tan interesantes como el Buffel, un antiguo buque blindado perteneciente a la Marina Real de 1868. Este buque puede explorarse, observando así datos tan interesantes como el contraste entre los camarotes de los miembros de la tripulación, las celdas de castigo e incluso el camarote del comandante.

En la colección podremos observar un sinfín de manuscritos que hablan sobre la vida a bordo durante otras épocas. Además, también observaremos piezas de naves, muebles, banderas e incluso otros objetos más peculiares como cuberterías.

También podremos disfrutar de una colección de maquetas de barcos con modelos únicos de embarcaciones históricas. Destacamos la maqueta del modelo del Mataró, que data del primer cuarto del siglo XV.

Otro elemento bastante admirado es el Low Light ot the Hook of Holland. Se trata de un faro hermosísimo que antiguamente estaba ubicado en la entrada de la Nieuwe Waterweg. Este llamativo faro rojo fue trasladado pieza a pieza y montado nuevamente junto al Museo Marítimo de Rotterdam. Se trata de una gran torre octogonal de ladrillo rojo de unos 9 metros de altura. Dejó de ser útil pues al poco tiempo de su instalación, se dieron cuenta de que la luz que ofrecía a los barcos era demasiado tenue, así, fue sustituido por otro de 15 metros con mucha más potencia.

Este museo es una opción realmente interesante para pasar un agradable día en Rotterdam. Conoceremos un poco más sobre su historia naval, observando así piezas de otras épocas que además de contarnos sus secretos, encantarán a los más pequeños. En este punto es interesante señalar que el museo cuenta con programas especiales para los más pequeños. Si viajamos con niños sólo tenemos que informarnos en la entrada del museo.

  • Horario del museo:

De martes a sábado de 10 a 17 horas y domingos y festivos de 11 a 17 horas.

Otros enlaces de interés:

Foto vía: Joern Borchet

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Museos de Holanda, Rotterdam



Deja tu comentario