Tarta de arroz con leche, postre típico de Limburgo

Tarta de arroz y leche

Una de las cualidades que caracteriza a la provincia holandesa de Limburgo es la buena mano de sus pasteleros y reposteros, siendo mundialmente famosas sus tartas (vlaaien, vlaai en singular) que tienen entre otras la particularidad de que no se utiliza el hojaldre en la masa, sino la harina. Son típicas y originarias de esta provincia y se consumen sobre todo en la parte sur de Holanda, aunque también las encontramos en Bélgica y Alemania. Entre sus ingredientes más comunes encontramos frutas como la cereza, la manzana, las pasas o los melocotones, pero todo depende del gusto y la originalidad del cocinero.

Hoy vamos a daros la receta de una de las tartas más sencillas de preparar dentro del recetario de Limburgo, la “Rijstevlaai” o Tarta de Arroz con Leche, un pequeño ejemplo de la exquisita gastronomía de Holanda.

INGREDIENTES

Para preparar la tarta de arroz con leche necesitamos los siguientes ingredientes:

(Para el bizcocho)

– 250 gramos de harina
– 20 gramos de mantequilla
– 20 gramos de azúcar
– 1 dl de leche
– 15 gramos de levadura
– Sal

(Para el relleno de la tarta)

– 200 gramos de arroz (mejor de grano corto)
– 500 ml de leche entera
– 1 huevo
– Esencia de vainilla (dos cucharadas pequeñas)
– 30 gramos de azúcar

PREPARACIÓN

Este es el modo de preparación de la tarta de arroz con leche:

– En primer lugar haremos una masa uniforme y suave mezclando la harina, la levadura y la leche, a la que añadiremos la sal y el azúcar. Una vez lista la dejaremos reservada aparte para que la levadura haga efecto, engrosando hasta alcanzar aproximadamente el doble de su volumen original.

– Tomamos el arroz y lo lavamos varias veces hasta que deje de soltar almidón y el agua quede limpia. Luego lo hervimos a fuego lento hasta que quede cocido y lo reservamos.

– Cascamos el huevo y separamos la yema de la clara, mezclando con la yema las dos cucharadas pequeñas de esencia de vainilla y el azúcar y añadiéndolo al arroz. La clara la batiremos hasta alcanzar el punto de nieve y se la agregaremos también al arroz.

– Encendemos el horno y lo precalentamos a 190º C. Mientras se calienta iremos aplanando la masa de harina con un rodillo y usando un molde de horno (untado con un poco de aceite para que no se queme y pegue) rellenaremos el fondo y las paredes con la masa.

– Ahora tomamos el arroz y lo vertemos en el interior de la masa en el molde, para después hornearlo durante aproximadamente media hora. Cuando haya transcurrido este tiempo comprobaremos que esté lista, y si lo está lo retiraremos y dejamos enfriar unos 10 minutos antes de sacarla del molde para que tome consistencia.

– Una vez esté bien fría la podemos servir con nata montada y virutas de chocolate por encima, aunque también resulta deliciosa con una bola de helado de vainilla.

Foto vía: songsskirtsandscones

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Gastronomia



Deja tu comentario