Transportes en Holanda

Aeropuerto de Schiphol en Amsterdam

Holanda cuenta con una red de transportes bastante buena, quizá una de las mejores a nivel europeo; y es que tanto su ubicación como sus infraestructuras, hacen que sea uno de los principales puntos de llegada o escala en Europa.

Avión

Si volamos hacia Holanda debemos saber que cuenta con una aerolínea nacional bastante competente, Royal Dutch Airlines, o lo que es lo mismo, KLM. Esta compañía cuenta con conexiones con más de 130 ciudades del mundo.

Entre los aeropuertos más importantes de Europa, muchos están en Holanda. Así, hay que destacar el Aeropuerto de Ámsterdam , el más grande e importante de Holanda.

En este aeropuerto llegan la mayoría de los vuelos internacionales; y es que no hay que olvidar que Ámsterdam es una de las ciudades más turísticas de esta parte de Europa.

Es un aeropuerto bastante grande, pero está muy bien señalizado, tanto en inglés como en holandés, por lo que perderse no será fácil.

Los vuelos de las compañías low cost suelen aterrizar en otro aeropuerto, el conocido como Aeropuerto de Eindhoven. Es mucho más pequeño que el anterior, por lo que es bastante más manejable. Si volamos hasta aquí y queremos ir a Ámsterdam tardaremos aproximadamente una hora.

Otro de los grandes aeropuertos de Holanda es el Aeropuerto de Rotterdam. Es una elección ideal si queremos visitar Rotterdam, Delf o Utrech. Asimismo, tampoco está demasiado lejos de Ámsterdam.

Otra opción es el Aeropuerto de Maastricht. Es el que más alejado está de Ámsterdam, pero es otro aeropuerto manejable con vuelos low cost que nos permite visitar lugares como Maastrich y toda la zona sur de Holanda.

Trenes

Por todos los Países Bajos encontramos líneas ferroviarias que nos acercarán a las ciudades más importantes, tanto de día como de noche.

La red ferroviaria está formada principalmente por una serie de trenes regionales y el InterCity. Así, encontramos los trenes que conectan las ciudades más grandes, como puedan ser Ámsterdam, Utrecht y Maastricht. Estos trenes son los conocidos como Intercity.

También tenemos los trenes Sprinter, que conectan destinos regionales con ciudades grandes. Son más lentos, pero nos dan muchas opciones a la hora de visitar el país.

La compañía de trenes de Holanda es NS. Así, los billetes para viajar en ellos podremos comprarlos en sus taquillas y en las máquinas expendedoras de billetes que encontraremos en las diferentes estaciones.

Cabe destacar que encontramos trenes de alta velocidad como el Intercity Direct o el NS Hispeed, los cuales nos llevarán de Róterdam al aeropuerto de Schiphol o a la ciudad de Ámsterdam en tan sólo tres cuartos de hora.

Trenes en Holanda

Carreteras

Holanda se recorre en coche sin problema alguno. Cuenta con carreteras excelentemente conservadas y con una señalización fácil de entender. Así pues, nuestras rutas no se encontrarán con muchos obstáculos.

Cabe destacar que desde hace algún tiempo Holanda cuenta con las llamadas carreteras nocturnas. A tan sólo 100 km de Ámsterdam, en la autopista N329 encontramos este primer tramo de pruebas en el que las marcas viales brillan por la noche. Esta luz nos guiará mejor por las carreteras, siempre que las condiciones meteorológicas lo permitan. La idea pretende ahorrar iluminación artificial, además de favorecer la circulación.

Debemos saber que la velocidad máxima por autovías es de 130. Asimismo, el límite de velocidad en zonas urbanas es de 50 km.

Encontraremos bastantes cámaras y radares de velocidad, por lo que es interesante no salirse de los límites establecidos. Asimismo, también pueden ponernos multas por usar el móvil, conducir borrachos o saltarnos un semáforo en rojo, por ejemplo.

Autobuses

Los autobuses holandeses son bastante rápidos y eficientes. Además, no son incómodos del todo. Lo bueno es que con ellos podemos llegar a muchos lugares que los trenes no nos acercarán, como pueda ser Marken, Monnickendam o incluso Volendam y Edam. Estos autobuses podremos tomarlos en la Central Station de Amsterdam sin problema alguno.

Existe un autobús que funciona como un intercity, se trata del interliner. Es un moderno autobús que realiza trayectos en los que no existe conexión ferroviaria rápida. Llega siempre puntual; y es que cuenta con carriles especiales y arcenes libres.

Si buscamos una parada cerca tendremos que buscar las que son verdes, normalmente fuera del núcleo urbano.

Otros enlaces de interés:

Foto 1 vía: aeropuertos.net

Foto 2 vía: todotren.com.ar

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Holanda, Información práctica



Deja tu comentario