Suikerbrood, delicioso pan de azúcar holandés

Suikerbrood

Aunque en Holanda encontramos una amplia variedad de panes, lo cierto es que el Suikerbrood cuenta con un puesto muy especial pues este delicioso pan de azúcar, tradicional en la provincia de Frisia, norte de Holanda, cuenta con una tradición propia: la de ser el pan que se entregaba a la nueva mamá cuando daba a luz a un bebé. Al parecer, se pensaba que ingredientes como la canela y el jengibre ayudaban a fortalecer nuevamente a la madre y la prepararían para su nueva vida.

Aunque los ingredientes no son del todo complicados de encontrar, lo cierto es que el azúcar que se usa tradicionalmente en esta receta es azúcar cande, difícil de encontrar en las tiendas. No obstante, podemos sustituir este tipo de condimento por terrones machacados.

En cuanto a la hora de comer este pan, lo cierto es que no es un pan para tomar durante las comidas o incluso en el desayuno. Su alto contenido en azúcar hace que sea un manjar bien recibido a la hora de merendar.

Ingredientes

  • 7 gramos de levadura seca
  • 200 ml de leche
  • 325 gr de harina
  • 5 gr de sal
  • 50 gr de mantequilla
  • 200 gr de azúcar cande
  • 1 cucharada de canela
  • 1 cucharada de jengibre confitado en trocitos (opcional)

Paso a paso

Debemos disolver la levadura seca en la leche templada. Después de este paso tamizaremos la harina con el azúcar y la sal e iremos incorporando poco a poco la leche con la levadura hasta formar una masa blanda.

Añadiremos la mantequilla, y en el caso de que queramos añadir jengibre también deberemos hacerlo ahora. Después amasaremos.

Cubriremos la masa y la dejaremos reposar durante 20 minutos en un lugar reposado para que la levadura pueda actuar. Tras esto, incorporaremos el azúcar cande y la canela y dejaremos reposar todo durante 5 minutos.

Volveremos a amasarla hasta que baje de volumen y la moldearemos como una gran barra. Engrasamos la fuente en la que queremos cocinar el pan y lo introducimos con la unión hacia abajo en el horno. Debemos dejarlo el tiempo suficiente para que su tamaño sea el doble. Para ello el horno debe estar a unos 170º. Cuando veamos que el pan ha crecido lo suficiente, lo sacaremos y lo dejaremos reposar 5 minutos antes de extraerlo del molde.

Otros enlaces:

También puedes leer otras recetas en:

Foto vía romeoandjulienne

Imprimir

Etiquetas: , , ,

Categorias: Gastronomia



Deja tu comentario