El espeluznante museo Vrolik, en Ámsterdam

vrolik-33

En Ámsterdam encontramos un sinfín de museos interesantes; otra cosa no, pero museos, aquí, hay hasta decir basta. No obstante, si nos apetece visitar algo un poco diferente, un museo con estudios científicos y tintes tétricos, sin lugar a dudas el museo Vrolik es vuestra opción.

Posiblemente sea uno de los museos más raros de Holanda, un lugar que parece sacado de una película de terror; y es que en este museo encontramos la mayor colección de deformidades humanas que podamos imaginar.

El peculiar museo cuenta con una gran colección de especímenes con deformidades, desde embriones anómalos, huesos extraños, cráneos humanos con deformaciones y otras anomalías anatómicas. Todos ellos perfectamente conservados.

La colección comenzó siendo una colección privada de Gerardus Vrolik y su hijo Willerm Vrolik, ambos profesores de anatomía en el Athenaeum Ilustre, predecesor de la Universidad de Ámsterdam.

La pasión de padre e hijo por las deformaciones era más que evidente. Pasaron así años coleccionando lo que muchos entendían por monstruosidades. Pero además, su pasión se trasladó también a numerosas obras, como la escrita por Willem sobre deformidades. Todo ello dio lugar a unos 5.000 especímenes que hoy por hoy podemos visitar en este extraño museo. Una pasión que dio como resultado una compleja colección científica que pone los pelos de punta hasta la persona más valiente; y es que esto de las deformaciones sigue siendo un tema que sobrecoge enormemente, más cuando vemos cuerpos de fetos y bebés metidos en tarros de formol.

La colección fue adquirida por la ciudad de Ámsterdam allá por 1869. Fue abierta al público y desde entonces ha sido uno de los museos más raros de la ciudad, siendo visitado por miles de turistas y curiosos al año; y es que lo cierto es que el museo llama muchísimo la atención de los turistas que buscan algo diferente para hacer en la ciudad.

Está situado a unos 25 minutos del centro, pudiendo así acceder sin problemas a través del transporte público o en un relajante paseo en bicicleta. No obstante, conviene tener en cuenta que se trata de un museo que a priori puede impresionar. Así pues, si viajamos con niños, quizá no sea del todo recomendable visitarlo con ellos.

Otros enlaces de interés:

Más noticias e información en… “Museos en Ámsterdam

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Amsterdam



Deja tu comentario