La fortaleza de Naarden

Narden es considerado uno de los monumentos culturales más bellos de Países Bajos. Su gran fortificación –o Vesting– es una de las mejores preservadas del mundo, y hoy alberga dos museos, una magnífica iglesia y varios monumentos destacables. Realmente constituye una visita de peculiar encanto, en las alturas de las tierras del norte de Holanda.

Narden Vesting, Fortaleza, Holanda del norte

Naarden Vesting es una ciudad fortificada, situada en la provincia de Holanda del Norte. Formó parte de una vieja línea defensiva llamada Hollandse Waterlinie –o la Línea de Agua Holandesa–. Fue construida en el siglo XIV con la forma de una estrella de cinco puntas, y durante los siglos XVI, XVII y XVIII fue ocupada en sucesivas ocasiones por los ejércitos de Felipe II de España, Louis XIV de Francia y por los prusianos, seguidos de los ejércitos de la Revolución Francesa. Fue liberada en 1814, pero dejó de ser utilizada como fuerte recién en 1926.

La historia de esta fortificación se conserva en el Museo Vesting, en la parte vieja de la ciudad. El edificio está situado en una de las puntas de la estrella, y funciona bajo tierra. A través de él se accede al tejado del fuerte, desde donde las vistas sobre el agua y sus puentes son fantásticas. Cada tercer domingo de los meses de verano, se realizan espectáculos personas ataviadas en las ropas del siglo XVII. Otras atracciones históricas son la Gran Iglesia, la Casa Española y el Cuartel de Orphange.

Los días de verano también son ideales para recorrer el bosque que fue plantado al noroeste en 1980. Hoy funciona como un parque recreativo. Cuenta con un campo de deportes –particularmente, hay clubes de hockey y tenis– y muchas áreas de caminata y picnic. Abundan las pequeñas tiendas, y hay gran variedad de cafés y restaurantes.

Imprimir

Categorias: Holanda



Deja tu comentario