Una comida con la familia… holandesa

Cene con los holandeces, Dine with the Dutch, Amsterdam

Hecho en casa

Ponerse de acuerdo a la hora de elegir un lugar para ir a cenar suele ser un asunto extenso y molesto. Los holandeses tienen la solución: en Ámsterdam, una empresa organiza comidas tradicionales… pero tradicionales en serio. ¿Cómo será cenar con un holandés genuino?… Habrá que averiguarlo.

Cene con los holandeses –esta es mi temeraria traducción– es un exclusivo servicio que se brinda en la siempre sorprendente Ámsterdam. La premisa es clara: para conocer las costumbres de un lugar, hay que vivir lo más cotidiano.

Esta interesante propuesta posee una base de datos de familias seleccionadas para acoger invitados en su hogar, y brindarles una magnífica velada al mejor estilo holandés.

De acuerdo con las preferencias particulares de cada cliente, «Cene con los holandeses» se encarga de asignarle una familia adecuada, que lo recibirá para agasajarlo con una cena inolvidable, en la hospitalidad de su hogar…

Eso si, para que la elección de los anfitriones sea un éxito, la empresa recomienda reservar la cena con al menos 10 días de anticipación.

Los anfitriones varían en edad, estatus social y conformación familiar. Las posibilidades son múltiples: un taxista, una maestra de escuela, una pareja de artistas, o una acomodada familia que, con algo de suerte, quizás añadan por voluntad propia un paseo por los canales de la ciudad en su bote privado.

El precio a pagar incluye una cena de tres a cuatro horas, pero dependerá de las relaciones surgidas en el momento que la velada y la amistad se prolonguen indefinidamente.

Los aficionados a la gastronomía, podrán compartir la cocina con los dueños de casa, para aprender las recetas caseras más tradicionales de Holanda.

Información práctica

  • Precios: adultos, 49.98 euros; niños entre 8 y 16 años, 25 euros; menores de 8 años, gratis.

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Amsterdam



Deja tu comentario