Maastricht, visitas importantes

Puente de Maastricht

Toda ciudad tiene sus callecitas angostas y sus rincones mágicos, accesibles para los pocos aventureros que se atreven a caminar por senderos desconocidos, en busca de las sorpresas que les depara el destino. Pero una primera visita exige conocer, al menos, los monumentos más importantes y representativos de cualquier lugar al que lleguemos, de modo que a continuación vamos a recorrer esos sitios ineludibles de Maastricht.

La paleta de brillantes colores que despliega Maastricht es su sello de identidad. Las grandes casas del siglo XVI, pintadas con tonalidades llamativas y alegres, los balcones siempre generosos en flores, son parte de una postal típica y pintoresca, y de ese algo tan especial que nos enamora a quienes la visitamos.

De la época medieval, esta ciudad guarda numerosas huellas. Entre las más importantes, no hay que perderse el puente de San Servaas, que cruza el río Maas. Su estructura fuerte e imponente, aunque de líneas elegantes y refinadas, data del año 1280.

El ayuntamiento de Maastricht es quizás el edificio más representativo de la ciudad. Es obra del arquitecto Pieter el Poste, que supo diseñar un monumento arquitectónico a la vez poderoso y sublime. La doble escalinata es una invitación a soñar con cuentos de hadas, y la gran torre que domina el conjunto cuenta con 49 campanas, que cada sábado inundan la cuidad con su melodía.

En el interior del edificio, una hermosa tapicería decora las paredes y las chimeneas mantienen vivo el espíritu del siglo XVII. El vestíbulo exhibe en su techo magníficas pinturas decorativas, y se encuentra abierto al público.

Finalmente, como si se tratara de una inmensa casa de amables anfitriones, la sala de estar de Maastricht es el lugar de visita por excelencia. Se trata de la Plaza Vrijhof, que está rodeada de arboledas y terrazas, construyendo un espacio ideal para disfrutar de la ciudad durante las tardes soleadas. Desde allí, podremos conocer el teatro Generaalshuis, y la iglesia más antigua de Holanda, San Servaaskerk.

Foto Vía: Flickr

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Maastricht



Deja tu comentario