El Castillo de Amerongen, en Utrecht

Amerongen

El pueblo de Amerongen se encuentra en la provincia de Utrecht, unos 7 kilómetros al sur de Veenendaal. Su territorio se caracteriza por las empinadas colinas, que alcanzan su punto máximo en Holanda occidental, a 2 km de distancia del centro de la villa. La cima de la montaña de Amerongen –o Amerongense Berg– está a 69 metros sobre el nivel del mar.

El castillo de Amerongen es el protagonista principal de la historia de este poblado. Fue construido en 1286, pero sucesivos ataques obligaron a su reconstrucción. En 1672, el ejército francés lo destruyó y provocó un incendio, tras el cual se reedificó una obra de estilo clasicista, tal y como se lo conoce hoy.

El interior del castillo muestra todo el lujo, la prosperidad y el gusto decorativo de las familias nobles que precedieron.

De hecho, nada en su interior fue cambiado cuando los últimos propietarios abandonaron la residencia. Por tanto, allí se encuentran numerosos muebles, pinturas, tapices, piezas de porcelana y cristal, y una inmensa biblioteca llena de antiguos libros de gran valor histórico.

Entre lo más destacado encontramos que la galería del castillo es uno de los sitios más populares entre quienes lo visitan. Allí se encuentra un gran acervo de cuadros que retratan a los antiguos habitantes del Amerongen. Redecorada por el prestigioso arquitecto holandés, P. J. H. Cuypers, esta galería mide 12 metros de altura.

El parque y los jardines del castillo son también uno de los sitios más bellos. Rodean al edificio dándole un aire natural y majestuoso, y son de acceso libre para el público en general. Arbustos, rosales y hermosos árboles componen su flora, y se destaca un viejo roble de más de 300 años de edad. Para los más pequeños, una casa de tamaño diminuto es una invitación indeclinable a disfrutar de una tarde mágica.

Se realiza visitas guiadas en alemán, francés, inglés y holandés.

MÁS INFORMACIÓN

Foto Vía: Fietsen

Imprimir

Etiquetas: , ,

Categorias: Utrecht



Deja tu comentario