La Torre Martini, en Groninga

La Torre Martini, en Groninga

Cada ciudad tiene su emblema, y en el caso de Groningen –o Groninga– se trata de la Torre Martini, un destacado atractivo turístico que es visitado cada día por muchos turista y que es, además, el mejor sitio para obtener unas hermosas vistas de los alrededores. Y esto se debe a que mide nada menos que 97 metros de altura.

La torre pertenece a la iglesia Martini, que le da nombre. En sus orígenes, ésta era una iglesia de madera, y conserva hasta la actualidad las encantadoras pinturas de bóveda y del coro, únicas en Holanda. Su torre es popularmente conocida como la Torre Gris (d’Olle Grieze, en neerlandés) y ha sido restaurada recientemente.

Ubicada en la esquina noroeste de la Grote Markt –la plaza principal de Groningen–, el frente de la torre cuenta también con una serie de tres pinturas: Bernlef, el hombre ciego; San Martinus; y Rudolf Agricola. Estos tres nombres (que es posible que no te suenen de nada) pertenecen a tres personajes fuertemente ligados con la historia de la ciudad.

De todas formas, la torre actual no es la que se construyó originalmente, sino que fue antecedida por dos estructuras similares.

La primera de ellas data del siglo XIII, cuando se erigió una torre de 30 metros de altura en estilo romanesco. Destruida aquélla, una segunda se levantó en el siglo XV, esta vez de 45 metros. Una tormenta eléctrica la derribó, al igual que había ocurrido con el edificio anterior. De modo que una tercera (y última) torre se edificó hacia 1469, y fue culminada en 1482.

Se utilizaron bloques de piedra arenisca de Bentheimer para su construcción, que alcanzó los 127 metros de altura: se convirtió en una de las torres más altas de Europa. Sin embargo, en 1577, al festejar la retirada de las tropas españolas y valonas, los fuegos con los que se celebró dañaron la estructura e hicieron que colapsara parcialmente.

En el siglo XVII fue restaurada y desde entonces presenta los 97 metros de altura. Esperemos que ésta última sí consiga mantenerse a lo largo de siglos venideros.

Foto Vía: Burohba

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Groningen



Deja tu comentario