Islas Wadden, vacaciones al aire libre

Vista de Schiermonnikoog

Vista de Schiermonnikoog

Las islas Wadden constituyen la parte meridional del archipiélago Frisio, que se extiende a lo largo de las costas de Alemania y Dinamarca. Declaradas casi en su totalidad como reservas naturales, son una opción ideal para los amantes de la naturaleza y para quienes deseen alejarse un poco del ruido y el tráfico urbanos.

Anchas playas de arena protegidas por elevadas dunas y hogar de una gran biodiversidad de aves y peces, estas islas son un verdadero remanso y una joya poco explotada por el turismo.

No todas ellas están abiertas al público. Las que pueden ser visitadas son: Textel, Terschelling, Ameland, Vlieland y Schiermonnikoog (y en estas dos últimas se prohíbe circular en coche).

Terschelling es la más visitada, debido a que se encuentra más accesible desde el continente. Funcionan en ella varios museos, entre los que destacan el Museo Behouden Huys, con antiguos mapas y fotos, y objetos de barcos y exploradores de antaño; el Museo de las Artes de Pesca es también un interesante sitio para recorrer.

Vlieland, por su parte, es el lugar perfecto para los amantes del deporte náutico. Sus encantadoras playas, bañadas de sol, suelen ser muy concurridas por los más jóvenes y por los aficionados al windsurfing.

Quienes vayan en busca de paz y serenidad, Schiermonnikoog es el sitio indicado. Su nombre en español significa Isla de los Monjes Grises, y antes de la Reforma eran propiedad del Monasterio de Klaarkamp. De fantásticos paisajes, esta isla es ideal para realizar excursiones y explorar sus espacios naturales. Otras actividades posibles en las islas Wadden son practicar ciclismo, montar a caballo y pescar.

Para llegar a estas islas no necesitas coger vuelos. Los transbordadores de servicios regulares parten desde Harlingen y Holwerd, en la Provincia de Friesland, y desde Lauwersoog, en Groningen.

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Islas Wadden



Deja tu comentario