El pólder de Beemster

La historia de Holanda y los modos en que se desarrolló la población de su territorio ha estado siempre asociada a un enemigo y aliado, una fuerza de dos caras que fue objeto de esfuerzos colosales para direccionarla en un sentido positivo: el agua.

Con la mayor parte de su extensión bajo el nivel del mar –no por nada se la llama también Países Bajos– Holanda ha hecho de los terrenos ganados al mar su manera de ampliar el total de la superficie habitable y apta para el cultivo. Conocidos como pólderes, estos milagros de la ingeniería son fruto de innumerables diques, canales de drenaje e inmensos molinos, que se encuentran desperdigados por todo el país.

El Pólder de Beemster es de todos ellos el más reconocido, y fue declarado Patrimonio de la Humanidad en el año 1999. Se trata del pólder más antiguo de la región, construido en el siglo XVII. En perfecto estado de conservación, ha sabido mantener hasta hoy los campos obtenidos tras su realización.

La característica principal del Pólder de Beemster es su naturaleza casi artesanal. Surgió de la urgencia de los pobladores del lugar, que debieron utilizar su ingenio para satisfacer la necesidad de expansión que vivía el pueblo en aquel entonces. Los ingenieros que se embarcaron en esta aventura son los héroes de Beemster, una ciudad construida casi por completo en terrenos que antiguamente estaban cubiertos por las aguas de un lago.

Es casi increíble para cualquier extranjero el hecho de que aquellas casas y las calles que cruzan delante de ellas alguna vez eran el fondo de un espejo de agua alimentado por el mar del Sur.

Tal y como rezan los criterios seguidos por la Unesco para clasificar de Patrimonio de la Humanidad al Pólder de Beemster, éste es una representación innegable del avance en la relación entre los humanos y las aguas, es una obra maestra de la planificación creativa y marca el inicio de un período de expansión social y económica que habría sido imposible sin su construcción.

Imprimir

Categorias: Holanda



Deja tu comentario