La construcción del gran dique de Afsluitdijk

Construccion del gran dique

En nuestro anterior artículo sobre el dique de Afsluitdijk, ya os iniciamos en los hechos que motivaron su construcción

Cuando en enero de 1927 comenzaron los trabajos en el tramo principal del gran dique, los holandeses tenían claro que su principal baza a jugar en esta partida era su determinación. La determinación de un pueblo que ha decidido tomar el mando, aunque sus herramientas sean escasas.

Mediante barcos, se extraían sedimentos del fondo del Zuiderzee y se depositaban en grandes cantidades sobre el trazado definido para el dique, en dos líneas paralelas. Entre estas dos líneas se depositaba arena. Los cimientos se pusieron utilizando gigantescos bloques de piedra. Esta era la lucha. Una pelea de poder a poder con el mar. Sin apenas tecnologías en que apoyarse.

Además de la determinación, Holanda contaba con otro as en la manga. A unas cuantas millas del lugar de la faraónica obra, mar adentro, están las Islas Frisias Occidentales, también denominadas Islas Wadden. Estas islas son una barrera natural, un guardián oceánico que protege las costas holandesas de un Mar del Norte violento y peligroso, como lo es en otras latitudes.


estatua en el Gran Dique

Este brazo del Mar del Norte que discurre entre las Islas Wadden y la costa de los Países Bajos, también es llamado Mar de Wadden (Waddenzee). Es un remanso de aguas amables, si lo comparamos con su hermano mayor, al otro lado del archipiélago. Desde la costa, el visitante aprecia claramente que se trata de mar abierto. Y también que llega manso a la playa.

Aunque en un primer momento se temía que en algunos puntos de la obra hubiese problemas con la profundidad y las corrientes existentes, lo cierto es que los trabajos concluyeron antes de lo previsto, concretamente el 28 de mayo de 1932. Casi 37 millones de metros cúbicos de arena y sedimentos habían sido necesarios. Unos 5.000 trabajadores fueron los artífices del milagro.

El acceso al Mar del Norte había sido cerrado mediante este dique de cierre, o dique-esclusa, con capacidad en sus dos extremos para evacuar el exceso de agua desde la zona cerrada a mar abierto, en caso de ser necesario, así como para el paso de embarcaciones de un lado al otro. La inauguración oficial tuvo lugar el 25 de septiembre de 1933.

Así, el pueblo holandés había vencido en el desafío planteado a la Naturaleza. Se había consumado definitivamente el cambio de rol, de dominado a dominador, y el máximo símbolo de ello era el Afsluitdijk. Una obra que asombró (y sigue asombrando) al mundo.

Foto 1 Vía: Afsluitdijk.org

Foto 2 Vía: Flickr

Imprimir

Etiquetas: , ,

Categorias: Holanda



Deja tu comentario