Valkenburg, ideal para ciclistas

Castillo de Valkenburg 

Las ruinas del antiguo castillo

Antes de comenzar a hablar de Valkenburg, hay que hacer una aclaración importante. Se trata de Valkenburg aan de Geul, la ciudad situada en la provincia de Limburgo. Este señalamiento es necesario porque no es la única Valkenburg de Holanda: también hay una en Holanda Meridional, pero no nos ocuparemos de ella en este post.

Ahora sí, dispersadas las dudas, podemos empezar a conocerla. La principal característica de Valkenburg es que se trata de un sitio perfecto para recorrer en bicicleta. Cuenta con numerosos senderos ciclistas e incluso un sistema de túneles subterráneos de 250 kilómetros, que permiten descubrir la parte oculta de la ciudad.

En el corazón de la localidad, se erige una colina de pendiente pronunciada. En la cima, se encuentran las ruinas del castillo de la ciudad, cuyos orígenes se remontan a 1115. A través de los siglos, las destrucciones y reconstrucciones dieron lugar a infinidad de cambios, pero lo que puede verse hoy de la fortaleza es muy significativo.

Sumamente dañado en 1122, el castillo fue reedificado y luego derribado una vez más durante un asedio, en tiempos de Jan III, Duque de Brabante. De modo que, reconstruidos nuevamente en el siglo XIV, esos son los muros que llegaron hasta nuestros días, aunque deteriorados durante la Guerra de los Ocho Años, en 1672.

Más cerca del suelo, las atracciones de Valkenburg son infinitas. Magníficos parques, museos, un ascensor para acceder a las partes más altas de la ciudad, varios campings, un casino y restaurantes con recetas locales e internacionales son algunas de las opciones para disfrutar allí.

Luego de esta descripción, la pregunta es una sola: ¿cómo se llega a Valkenburg? En 1853, la ciudad vio inaugurarse su estación de trenes, que la conecta desde entonces con Maastricht y con la localidad alemana de Aachen.

Foto Vía: Virtual tourist

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Valkenburg



Deja tu comentario