El Puente Mager, en Ámsterdam

Puente Mager en Amsterdam

Ya no es posible recordar cómo ni cuándo comenzaron a surgir las innumerables leyendas que giran en torno al puente Mager, que cruza el río Amstel desde 1670. Es uno de los muchísimos puentes que fueron construidos en Ámsterdam, pero conserva ese algo especial que, sea por su mítica naturaleza o por su curiosa apariencia, no deja de atraer a locales y a turistas con igual intensidad.

En principio, los interrogantes surgieron de las traducciones apresuradas de los visitantes de la ciudad, que poco tardaron en descubrir que el nombre del puente significa “delgado”. Es decir, se trata del puente delgado, una característica poco imaginable en una construcción como esta.

Con la misma velocidad, trascendió la historia de las hermanas Mager, que habrían sido quienes dieron nombre al puente. Esto aclaraba un poco las cosas, pero ¿quiénes eran estas privilegiadas jóvenes, cuyo apellido es hoy mencionado por todos, y que identificó a la hermosa estructura de madera que une ambas márgenes del río (hoy reemplazada por un paso moderno)?

Pues, al parecer, las hermanas Mager fueron las responsables de la construcción del primer puente que ocupó aquel lugar. Resulta ser que cada una de ellas vivía en uno de los lados del río, y para visitarse con menos dificultad decidieron emplazar frente a sus casas (perfectamente opuestas) el magnífico Puente Mager.

Pero esta es sólo una versión. La otra indica que, en realidad, el puente sí era delgado. Esto significa que el camino era tan estrecho que resultaba difícil para dos personas transitar por él al mismo tiempo. De modo que, cuando el número de peatones que cruzaban el río mediante este puente se incrementó, hubo que cambiarlo por el actual, en 1871 aproximadamente.

Pese a todas las historias, una cosa es cierta: por las noches, visitar el Puente Mager es la opción perfecta para un momento romántico. Iluminado por miles de pequeñas luces, dibuja sobre las aguas del río un reflejo encantador, elemento indispensable de todo instante mágico.

Foto Vía: Go Amsterdam

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Amsterdam



Deja tu comentario