Vechten, vestigios romanos en la ruta de Limes

Torre romana de Vechten

La torre romana de Vechten

La Ruta de Limes es una de las más populares rutas turísticas de Holanda. Está pensada para ser recorrida en bicicleta, el transporte por excelencia de todo neerlandés, y lleva a quienes la siguen a través de un circuito rumbo a los más antiguos vestigios de la historia de Holanda. Estos restos de la civilización romana se extienden a lo largo de Woerden, Utrecht y Wijk bij Duurstede, el destino final del recorrido. En total, 47 kilómetros de historia y descubrimiento invitan a la aventura y al conocimiento.

En este itinerario, uno de los sitios más destacados es Vechten, antiguamente conocida como Fectio. En sus tiempos, fue el fuerte de Limes, en la zona que limitaba con el Imperio Romano. Se encuentra en el lugar preciso en donde el río Rin se bifurca en un cauce que lleva su mismo nombre (con rumbo al Mar del Norte) y otro, conocido como Vecht, que desemboca en el Lago Flevo.

El fuerte fue fundado por Tiberio, que en ese entonces era un general romano, y que más tarde se convertiría en el emperador. Su uso fue militar, aunque en las cercanías también se fundó un asentamiento civil, al este del fuerte.

El Fuerte de Vechten es uno de los yacimientos arqueológicos más destacables de Holanda, y uno de los mejor excavados. Esto permite conocerlo y descubrir las maravillas del pasado reflejadas en su arquitectura, una experiencia inolvidable.

Numerosos hallazgos han sido realizados en Vechten. La gran mayoría puede observarse hoy en día en el Museo Central de Utrecht, que, como dijimos, es parte de la ruta de Limes.

Dependerá del sentido en que se recorra el sendero si esta ciudad se encuentra antes o después del fuerte. Vechten se ubica en el camino que une a Utrecht con Bunnik.

Foto Vía: Fectio

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Holanda



Deja tu comentario