La ruta del Limes, vestigios romanos en bici

La ruta del Limes

Ya lo hemos dicho, la bicicleta es el medio de transporte predilecto de toda Holanda, y como se suele decir: a la tierra que fueres… De modo que, quienes no acostumbren a andar en dos ruedas, esta es una excelente oportunidad para adquirir un buen estado físico y ponerse a descubrir los hermosos paisajes del Limes.

La ruta del Limes se extiende a lo largo de la que fue la frontera del Imperio Romano, en la provincia de Utrecht. Se trata de un sendero cicloturístico trazado en función de las piedras romanas utilizadas para señalizar los kilómetros. Fueron colocadas en 1997 y son la perfecta excusa para explorar una zona tan bella como esta.

Antiguamente, Limes era un conjunto de fortificaciones, estructuras defensivas y torres para la vigilancia de la región. Cada una de estas fortalezas estaba conectada con el resto mediante las famosas vías romanas, empedradas y diseñadas especialmente para el comercio y, en menor medida, para la actividad militar.

De todos los fuertes, el más antiguo es el de Vetchen, también incluida en la Ruta del Limes. Las otras ciudades fortificadas son Wijk bij Duurstede, Utrecht, De Meern y Woerden, a través de las cuales se extiende el sendero para ciclistas.

En total, el recorrido es de unos 47 kilómetros, desde sus inicios en Woerden, hasta su finalización en Wijk bij Duurstede. En realidad, el sentido en que se realiza el itinerario lo elige cada viajero, de modo que puede hacerse a la inversa, partiendo desde Wijk bij Duurstede con destino a Woerden.

En el camino, la urbe principal es Utrecht. Quienes prefieran un paseo más corto, pueden optar por seccionarlo en dos partes, descansando en Utrecht o sencillamente culminando el viaje allí. La distancia desde esta ciudad hasta Wijk bij Duurstede es de 25 kilómetros y hasta Woerden, de 22 kilómetros.

Foto Vía: Schoolbieb

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Turismo en Holanda



Deja tu comentario