El Parque Nacional Biesbosch

El Parque Nacional Biesbosch

De Biesbosch es uno de los mayores parques nacionales de los Países Bajos. Se extiende a lo largo de varias provincias, y está compuesto por distintas secciones, que son accesibles desde distintas ciudades de Holanda.

Dordrecht es el mejor punto de partida para realizar una excursión al parque. Desde su puerto interior, es posible tomar un bote hacia las costas de Biesbosch y disfrutar del amplio abanico de actividades que organiza, así como de su incomparable belleza natural.

Su nombre significa Bosque de totoras, es decir, ese género vegetal compuesto tanto por especies acuáticas como terrestres, característico de las regiones húmedas, y que puede ser hallado en los más distantes lugares del mundo. Su emblema indiscutido son las migraciones de gansos, un espectáculo digno de ser presenciado.

Formado por islas, pólderes, ríos y espejos de agua salada conectados con el mar, el Biesbosch es particularmente rico por su flora y fauna, y también por la gran cantidad de opciones de que dispone para el entretenimiento de sus visitantes.

Desde luego, el trekking es una de las privilegiadas. Aunque la extensión del parque hace que recorrer una porción significativa a pie sea una verdadera odisea. Por ello, la bicicleta es una propuesta más que interesante para poder conocer una mayor diversidad de paisajes, y especialmente para recorrer los pólderes, tierras ganadas al mar mediante la construcción de numerosos molinos.

Los amantes de los deportes acuáticos bien pueden hacerse un banquete en este parque. Allí se alquilan botes y canoas para quienes deseen recorrer su territorio por los ríos que lo atraviesan.

Los patinadores y los ciclistas cuentan con una amplia red de senderos que los conducen hacia los mejores sitios del parque, y así pueden aventurarse tranquilos, sabiendo que no se perderán y que además podrán visitar lo más recomendable de Biesbosch.

Foto Vía: Vaandering

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Rutas Turísticas



Deja tu comentario