Oostpoort, la puerta de Delft

Oostpoort, la puerta de Delft

Oostpoort, es decir, la Puerta del Este, es protagonista de numerosas obras pictóricas, ya que con su belleza y la maestría de su arquitectura logró conquistar la atención de infinidad de artistas, y convertirse en su inspiradora.

Sin dudas, se trata de un magnífico monumento, construido en torno al año 1400. En el pasado, el Oostmolen (o Molino del Este) estaba situado en las cercanías, y era uno de los nueve molinos que formaban parte de las murallas de la ciudad durante el siglo XVI.

También conocida como la Puerta de Santa Catalina, Oospoort es una de las entradas medievales más antiguas de Delft. Felizmente, pese a la destrucción y el daño sufridos por el resto de las edificaciones defensivas, esta puerta permanece intacta.

Quiso la historia que la Oostpoort fuera la más lejana de las entradas respecto del terrible incendio que azotó la ciudad en el año 1536. Por ello, el resto de los portales urbanos fueron arrasados y luego demolidos, mientras que esta maravilla de la arquitectura fortificada llegó a nuestros días en perfecto estado de conservación.

Junto a ella, aún se extiende una parte de la antigua muralla que protegía a Delft. Desde lo alto de su techo, solían disparar los defensores de la ciudad. Actualmente, el radical cambio en los tiempos convirtió a ese sitio en un escenario privilegiado: allí funciona un estudio en el que se organizan exhibiciones de arte.

En sus orígenes, nada menos que nueve puertas daban acceso a la ciudad. La mayoría de ellas fue demolida durante el siglo XIX. Nueve eran también los molinos de la ciudad, pero éstos comenzaron a mermar junto con la producción de cerveza en la región.

Jan van der Velde el Joven, Jan van Goyen, Gerbrand van der Eeckhout y Jan de Bisschop fueron sólo algunos de los pintores del siglo XVII que se vieron cautivados con la belleza de esta puerta, y la inmortalizaron en sus obras.

Foto Vía: Pictures of Holland

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Delft



Deja tu comentario