Heusden y sus monumentos fortificados

Heusden y sus monumentos fortificados

Heusden es una municipalidad de Holanda Meridional, situada en las cercanías de la ciudad de ’s-Hertogenbosch. Ubicada a orillas del río Maas, tiene una historia que se remonta al siglo XIII de nuestra era.

Los primeros vestigios de la ciudad fueron en realidad la fortificación que se erigió para reemplazar al antiguo castillo, que había sido destruido en 1202 por el Duque de Brabante.

En especial gracias a los trabajos dedicados a la contención de las aguas del río, la fortaleza se expandió con velocidad, y ya en 1318 se convirtió en una ciudad con derechos propios, con el nombre de Heusden.

El castillo pasó a manos de los condes de Holanda en 1357, y poco tiempo después se convirtió en una residencia privada, sin funciones defensivas pese a su imponente ingeniería.

Paradójicamente, fue en parte por la fuerza de la naturaleza que el castillo fue destruido. Un rayo cayó sobre una inmensa carga de pólvora, haciéndola estallar con tal violencia que hasta el día de hoy el lugar nunca fue reconstruido por completo. Pese a esto, a fines de los ’80 se realizaron obras de restauración que le devolvieron buena parte de su antigua majestuosidad.

Veinte años antes de ello, los trabajos de reconstrucción de la ciudad, dedicados a recuperar lo perdido tras la Segunda Guerra Mundial, tuvieron como escenario privilegiado a los tres molinos que alguna vez formaron parte de las murallas de la ciudad.

Básicamente, la tarea consistía en primer lugar en regresarlos a su emplazamiento original, y luego comenzar a restaurarlos por los graves daños que habían sufrido. Junto a ellos, se reedificaron las murallas, los canales y los bastiones, regresando a la ciudad algo de su aspecto tal y como se la conocía en el siglo XVI.

Un total de 134 monumentos fueron contabilizados en ese entonces, y hasta hoy ese número es un verdadero orgullo para Heusden.

Foto Vía: Stand

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Turismo en Holanda



Comments are closed.