Breve historia de Amsterdam

Historia de Amsterdam

Tuve la oportunidad de ver la historia de Amsterdam representada en una exposición que se celebró durante mi visita a la ciudad holandesa, en la misma Plaza Dam. Me resultó sorprendente ver el ejemplo de planificación y buen orden que supone Amsterdam, una ciudad que ha sabido sobreponerse a los obstáculos que la Naturaleza ha querido imponerle con el paso de los siglos.

La ciudad nació hacia el año 1.200 siendo un pequeño pueblo de pescadores que se localizaba en las inmediaciones de un pantano en la entrada del río Amstel. Por aquel entonces las viviendas tenían que hacerse en alto previendo las posibles inundaciones. Un siglo después, hacia el 1.300 se había creado un anillo más en el pueblo, asentándose a lo largo del Damrak; las primeras murallas ya se habían construido y en el centro, en lo que hoy es la Plaza Dam, el castillo de los Von Amstel mostraba su dominio feudal.

Las murallas contribuyeron a su crecimiento pues protegió el comercio, máxime cuando, además, descubrieron hacia el año 1385 un método con el que curar y desalar el pescado, su mejor producto comercial. De esta época datan los primeros casos de construcción típica junto a los canales, casas construidas en distintos niveles y que también servían de almacén.


Sin embargo, aquellas construcciones, fundamentalmente de madera, sufrieron dos devastadores incendios. Tras el de 1452, que destruyó una buena parte de la ciudad, el uso de la madera en las construcciones se abolió.

Amsterdam acabaría por convertirse en la capital de una sublevada República Holandesa durante el siglo XVI, y a partir de ahí su ascenso fue imparable, hasta llegar al siglo XVII, la Edad de Oro de Amsterdam.

Pronto comenzaron a crearse diques y pólders y la ciudad empezó a crecer como centro comercial de toda Europa. El siglo XVII fue el de su apogeo: eran el centro de Europa, comercialmente hablando, y las riquezas que movían se tradujeron en unas construcciones finas y bellas.

El Imperio holandés se extendió hasta Indonesia; se creó la Compañía holandesa de las Indias Orientales y en América se adentraron en Brasil. Al norte compraron Manhattan y crearon Nueva Ámsterdam hasta que llegó primero la guerra contra Inglaterra que minimizó su poderío marítimo hasta entrado el siglo XX.

En este siglo pasado consiguieron mantenerse neutrales durante la Primera Guerra Mundial, pero en la Segunda Guerra Mundial, Alemania invadió Amsterdam. La población vivió aterrorizada y muchos fueron asesinados y perseguidos, como Ana Frank y su familia. Sin embargo, tras el final de la Gran Guerra y la post depresión Amsterdam acogió el movimiento hippy. Costaron muchas revueltas sociales, muchos problemas de intolerancias y disturbios en las calles, pero tras aquella primera generación rebelde llegó otra más pacifista, y entre todos convirtieron a Amsterdam en el ejemplo de la liberalidad y la solidaridad, en el lugar donde la modernidad y el cosmopolitismo conviven en paz con la cultura más tradicional. En una ciudad, en suma, multicultural.

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Amsterdam



Deja tu comentario