El Fuerte Kijkduin

El Fuerte Kijkduin

El Fuerte Kijkduin está ubicado en Den Helder, la ciudad más septentrional de toda Holanda continental. Fue construido bajo las órdenes de Napoleón Bonaparte, y actualmente se encuentra perfectamente restaurado.

La importancia histórica de esta construcción y los acontecimientos que allí tuvieron lugar se suman a la sorprendente arquitectura que la caracteriza. Metros y metros de túneles subterráneos nos permiten imaginarnos que el pasado cobra vida, y que caminamos por los mismos sitios por los que Napoleón pasó hace apenas unos años.

Fue en 1811 cuando el entonces emperador de Francia visitó Kijkduin. Al llegar, decidió de inmediato que aquel era el sitio perfecto para erigir un fuerte. La ubicación estratégica del lugar fue lo que convenció a Napoleón de que allí mismo debía construirse un fuerte defensivo.

Y así fue. Un total de setecientos soldados fueron enviados hasta allí y permanecieron viviendo en el lugar durante años. Hoy pueden disfrutarse las vistas que alguna vez habrán obtenido, con objetivos muy diferentes, estos guardianes. La isla de Texel, la reserva de las Dunas de Grafelijkheids, el camino de arena De Razende Bol, y desde luego la extensión de mar celeste que se pierde en el horizonte.

En la actualidad, el nombre del emperador se mantiene vivo en el recuerdo de quienes visitan el castillo, y curiosamente también es el nombre de un interesante bar y restaurante llamado Bon Aparte.

Una vez que el fuerte ha sido recorrido de punta a punta, qué mejor que disfrutar de la naturaleza que lo rodea. Las dunas de Grafelijkheids, que envuelven la fortaleza, son una opción excelente para respirar aire puro. Las aves acuáticas son fácilmente visibles en la parte más baja del terreno.

Pero si lo que estás buscando es una panorámica que te deje sin aliento, lo que debes hacer es ir a la parte norte de las dunas, en donde un sendero de a pie tiene vistas sobre todo el resto del área.

Foto Vía: Amsterdam Image

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Holanda



Deja tu comentario