Recorriendo el Mauritshuis de La Haya

Leccion de Anatomia

Holanda es un país maravilloso para descubrir el arte. Todo el mundo conoce la fama de los pintores holandeses y se maravilla con las obras de Vermeer, Rembrandt, Rubens y Frans Hals. Es por ellos que en un viaje a Holanda sería casi pecado no acudir a la magnífica pinacoteca real Mauritshuis de La Haya.

En ella se exponen las mejores obras del Siglo de Oro de la pintura holandesa en un ambiente muy especial gracias a las íntimas salas del palacio municipal del siglo XVII, cuyo primer habitante fue Johan Maurits, que ha dado nombre al museo.

Si sois apasionados del arte se os saltarán las lágrimas al ver a la Joven de la Perla de Vermeer o a su increíble Vista de Delft. Ambos son muestra del genio del pintor de Delft y de su delicado trazo y uso del color y la luz. Son dos de las joyas de este museo que alberga muchas más obras interesantes.

Otro ejemplo lo constituye la Lección de anatomía de Rembrandt, donde cada rostro expresa sentimientos diferentes ante lo que observan, así como un sorprendente Niño riendo de Frans Hals, el maestro de los retratos que, gracias a su pincelada, muy suelta, parecen vivos y en movimiento.

Otros cuadros llamarán la atención del visitante, como El Toro de Paulus Potter, un cuadro enorme cuyo protagonista es un joven toro de mirada tierna, algo impensable en la época, cuando los grandes lienzos solo eran para representar hechos memorables tales como batallas, o mitológicos.

Fíjate también en una colaboración de Rubens y Brueghel el Viejo sobre el Jardín del Edén, con lo mejor de ambos maestros. De Rubens también hay que observar detenidamente, de cerca y de lejos un maravilloso cuadro llamado La vieja y el niño con cirios. ¡Es tan realista!

También te sorprenderá el pequeño La joven madre de Gerrit Dou, que parece una foto, sobretodo en los objetos. Increíble.

-Información práctica:

· Dirección: Korte Vijverberg 8.
· Horario: de martes a sábado de 10.00 a 17.00 h; los domingos de 11.00 a 17.00 h. Abre los lunes de abril a agosto.
· Precio de la entrada (incluye audioguía): 10,50 €. Sin descuento para estudiantes. Gratis para menores de 18 años.
· Se puede llegar a La Haya desde Ámsterdam en tren. El billete sencillo cuesta 10,60 € (0,50 € menos si lo sacas de la máquina en vez de la taquilla). Desde la Estación Central se llega en unos 10 minutos andando, aunque también hay tranvías (10, 16 y 17, parada Buitenhof). Desde la estación Hollands Spoor tambiñen se puede llegar con los mismos tranvías y andando hay unos 20 minutos.

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: La Haya, Museos de Holanda



Deja tu comentario