De tiendas por Amsterdam

Tienda de quesos en Amsterdam

Si os gusta ir de compras, la ciudad de Amsterdam tiene mucho para vosotros. Si el shopping no es lo vuestro, pero lo que queréis es encontrar un souvenir original o conocer tiendas curiosas, pues también.

Por el centro podéis encontraros, por ejemplo, con Genever Stokerij Oud Amsterdam, en la Niewendijk 75, un local especializado en puntillas. Mirad al techo, de donde cuelgan ¡más de 15.000! De hecho tienen el record. Las hay de todas las formas y colores.

Un lugar encantador se encuentra al pie de la Niewe Kerk, detrás de la plaza Dam. Es la tienda más pequeña de Amsterdam, con menos de 2 m cuadrados. Se dedica a la artesanía. También es curiosa una tienda de la Warmoesstraat, solo dedicada a objetos, vestimentas y cualquier otra cosa de color rojo. ¡Por algo está en el Barrio Rojo! En la misma calle fijaos en la Condomerie, con un sorprendente escaparate. El paraíso del preservativo.

También en el centro, en la calle Kloveniersburgwal nº 12, encontramos la venerable herboristería Jacob Hooy, fundada en el siglo XVIII. Los aficionados a las hierbas culinarias y medicinales estarán encantados.

Si salimos de la zona más concurrida de Amsterdam y nos dirigimos al barrio del Jordaan podemos acudir en busca de tiendas de queso auténticas. Por ejemplo, De Kaaskamer van Amsterdam, en Runstraat 7, un experimentado quesero os aconsejará y os guiará en el mundo del queso neerlandés. En Kaasland (Haarlemmerdijk 1) encontraréis todos los tipos de queso de los Paises Bajos desde los curados goudas a los más tiernos. ¡Qué aproveche!

Otro clásico de los viajes a Amsterdam: los tulipanes. En Prinsengracht 12 está el Amsterdam Tulip Museum, que más que un museo es una tienda de bulbos, donde os darán todas las explicaciones sobre su plantación y cuidado. El museo que da nombre al local es muy pequeño y se encuentra en el sótano. Cuesta 2 €, aunque hay descuentos.

Otra tienda-museo, en este caso de gafas, es Brillenwinkel, en Gasthuismolensteeg 7. Es un local curioso, con monturas de muy diferentes estilos e incluso piezas únicas antiguas.

Para los amantes de lo psicodélico y delirante teneis Kitsch Kitchen, en Rozengracht 8-12. Es una orgía de objetos de colores estridentes, lentejuelas y plástico. Genial y muy divertida.

– Artículos relacionados:

Foto Vía: librodearena.com

Imprimir

Etiquetas: , ,

Categorias: Amsterdam



Deja tu comentario