- Sobre Holanda - https://sobreholanda.com -

Bitterballen, tradicional snack holandes

Bitterballen es el nombre de un snack muy típico de Holanda que se consume en bares, cafés y restaurantes de grandes ciudades y pequeños pueblos. Su nombre en español sería Bolas amargas, y se trata de unas croquetas fritas que se suelen hacer de carne de vaca o queso.

La gastronomía holandesa, con su influencia de diversos países, combina también sabores foráneos, y es por eso que se puede encontrar bitterballen con curry o con nuez moscada, además de los tradicionales condimentos occidentales.

Estas deliciosas croquetas son sumamente versátiles, y es por eso que resulta muy habitual que se las coloque en la mesa a distintas horas del día, en diferentes comidas. Se consumen como aperitivo o como acompañamiento de un café o de una cerveza, dependiendo de la ocasión. Son muy sencillas de hacer, de modo que aquí va la receta.

BITTERBALLEN (croquetas de carne)

Ingredientes (muchos de ellos aceptan cantidades variables según el gusto de los comensales)

• 300 grs. de carne vacuna cocida
• 60 grs. de mantequilla
• 60 grs. de harina
• caldo de cocción de la carne
• sal y pimienta a gusto
• nuez moscada
• perejil picado muy fino
• polvo de curry
• miga de pan
• huevo
• aceite de girasol para freír

Dificultad: sencillo

Elaboración

• Cortar la carne cocida en trozos muy pequeños.
• En un recipiente, mezclar la mantequilla derretida y el caldo de cocción de la carne, y luego incorporar las especias (curry, perejil, nuez moscada, sal y pimienta). Esta será la salsa con que se condimentarán los bitterballen.
• En otro recipiente, colocar la carne, mezclar con un huevo y espolvorear con harina hasta que se forme una masa consistente.
• Con la masa de carne, formar bolitas con las manos de igual tamaño entre ellas.
• Empanarlas con la miga de pan.
• Calentar el aceite en una sartén a fuego fuerte y luego bajarlo para freír las bolas de carne.
• Freír las bitterballen de a pocas a la vez (no más de tres o cuatro, dependiendo del tamaño de la sartén).
• Extraer con cuidado cuando estén doradas de ambos lados y secar con papel absorbente de cocina.
• En una cazuela, calentar la salsa con cuidado de que no se queme e ir incorporando las bitterballen.
• Servir a temperatura elevada.

Foto Vía: John Casey Worldwide