Amsterdam en dos dias, dia 1

Amsterdam

Si sólo dispones de un fin de semana para visitar Ámsterdam, te proponemos un itinerario para que no te pierdas los lugares turísticos más importantes y para que, a la vez, puedas descubrir partes del Ámsterdam más auténtico. ¡Empezamos!

Sábado por la mañana: visita al Rijksmuseum y al Museo Van Gogh. Son los dos museos imprescindibles de Ámsterdam y están muy cerca uno del otro, en la parte oeste de la ciudad, al lado del Vondelpark. En el primero encontrarás solo sus obras maestras, pues están de reformas, pero es más que suficiente. Las mejores obras de artes holandesas, incluyendo la famosa cerámica de Delft y cuadros espléndidos del retratista Frans Hals, el maestro de la luz Vermeer (su Lechera, por ejemplo) y Rembrandt (La ronda de noche, La novía judía, etc).

En el Van Gogh disfrutarás de numerosas obras del artista en las que se conjuga su genio y su locura. Entre ellas algunos autorretratos, Girasoles y otras obras magníficas donde el color y la forma son los protagonistas. También hay exposiciones temporales sobre otros autores coetáneos magníficas.

Después de esto tus piernas cansadas y tus ojos saturados merecen un descanso. Puedes comer algo en los puestos que hay en la extensión verde que se abre entre ambos museos o ir a relajarte al parque más grande de la ciudad: el Vondelpark.

Después toma un tranvía (cerca del Rijksmuseum hay una parada) hasta el centro y disfruta de la vida de la ciudad. Entra en el Begijnhof, una curiosa zona de residencia donde vivían la beguinas, una especie de monjas seglares. Pasea por los canales y admira la arquitectura típica de Ámsterdam, con las máscaras que adornan las fachadas con diferentes formas.

Pásate por la Niewmarkt, para mí, la plaza más entrañable de Ámsterdam. Es bulliciosa y alegre y tiene muchas terracitas donde disfrutar de pintas de cerveza y también coffee shops. Además es bastante común que toquen grupos de músicos callejeros, a veces con puestas en escena verdaderamente formidables, como unos rockeros que tocaban encima de un descapotable azul cián. La esencia de Ámsterdam se concentra aquí.

Enlaza la tarde con la noche y pasea por el Barrio Rojo que empieza en esta plaza y que continúa más allá de la plaza Dam. Un espectáculo sorprendente y de contrastes se abre ante tus ojos. Luces de neón anunciando espectáculos de sexo, prostitutas en los escaparates, sex shops, coffee shops y mucho bullicio. Es un lugar que a nadie deja indiferente.

[Continua en Ámsterdam en dos días: dia 2].

– Artículos relacionados:

Foto Vía: amsterdamguia.com

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Turismo en Amsterdam



Comentarios (1)

  1. Aledys Ver dice:

    Qué bueno está este sitio, todavía tengo que leer un poco más, pero está bien completo! Felicitaciones! Te/les invito también a visitar mi blog sobre mi vida en Holanda y los lugares que recorro y fotografío.
    Un saludo.

Deja tu comentario