Conociendo a Frans Hals

Niño riendo, Frans Hals

Del sorprendente pintor Frans Hals, llama sobretodo la atención su capacidad para dotar de vida a sus retratos. Lo logra gracias a su pincelada rápida y suelta, casi impresionista. No se centra en los detalles, no crea grandes claroscuros, pero genera un todo que genera una perturbadora sensación de movimiento. Las emociones y el carácter de los personajes que retrata parecen casi palpables.

Este genial pintor nació hacia 1582 en Amberes o en Malinas, no se sabe cierto, pero vivió en Haarlem, muy cerca de Amsterdam. Se le conocen bastantes trifulcas en su vida y momentos tumultuosos, pues parece ser que fue un hombre de genio y bebedor. Aunque otras investigaciones afirman que no era un hombre con tantos vicios y malas costumbres, pues fue un personaje respetable de su época, miembro de serias sociedades.

Se casó dos veces y tuvo siete hijos que fueron todos pintores. Estuvo implicado en diversos escándalos que lo llevaron ante la justicia y también contrajo deudas que lo llevaron finalmente a morir en la indigencia en 1666.

Se dedicó al subgénero del retrato, aunque lo elevó a una categoría diferente. Sus clientes fueron ricos comerciantes, notables y otros cargos importantes, como las guardias cívicas. De hecho su cuadro más conocido es La milicia cívica de San Jorge (en el Museo Frans Hals de Haarlem), donde se representa el banquete de los miembros de esta guardia. Cada uno está representado de foma muy realista, en posturas y ademanes naturales. Parece más una fotografía, una instantánea, que una pintura hecha a partir de modelos estáticos.

Pero también se complacía en pintar a niños, como el delicioso Niño riendo, que se halla en el Mauritshuis, pinacoteca de La Haya, ya que le ofrecían la posibilidad de desplegar al máximo su capacidad para captar la agitación y la espontaneidad.

También resulta muy franco y realista El bebedor feliz, en el Rijksmuseum de Amsterdam, donde pintó a un hombre ebrio, con la mirada turbia, colorado el semblante y expresión jocosa. Y es que los bebedores, los comediantes y otros artistas y las gentes de la calle ocuparon un importante lugar en su pintura.

– Artículos relacionados:

Foto Vía: lib-art.com

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Holanda, Turismo en Holanda



Deja tu comentario