Assen, la catedral del motociclismo

Circuito de Assen

Hoy queremos visitar la ciudad de Assen, al noreste de Holanda, capital de la provincia de Drenthe. Seguro que a muchos de vosotros os sonará su nombre, sobre todo a los amantes del motociclismo, en cuyo circuito siempre se celebra cada año, concretamente el último sábado de junio, alguna prueba del mundial.

En noviembre, Assen también se coloca en el punto de mira de mucha gente, cuando la ciudad acoge el Festival de Baile de Assen, un evento en el que pueden participar todos los bailarines del mundo que así lo quieran.

Como os decíamos antes, el Gran Premio de Motociclismo de Assen es uno de los más célebres e importantes del mundo. En realidad, es la única prueba que se ha celebrado todos los años desde 1949. Para muchos, Assen está considerada la catedral del motociclismo.

El circuito original de Assen se utilizó por primera vez para una carrera local en 1925, organizada por el Motorclub Assen en Omstreken. En aquella ocasión, el ganador fue Piet van Wijngaarden, a una velocidad media, fijaros qué cosa, de 90 kilómetros por hora.

Pero el actual circuito de Assen fue inaugurado en 1955, y en un principio tenía una longitud de más de siete kilómetros y medio. La pista actual tiene una longitud de 4.555 metros, y su recta más larga es de 560 metros. El pavimento de Assen fue uno de los primeros que lograron tener mayor adherencia, por lo que los pilotos eran capaces de conducir en Assen a mucha mayor velocidad que en otros circuitos.

Después de la Segunda Guerra Mundial, Assen apenas llegaba a los 20.000 habitantes. El circuito hizo que adquiriera más fama, y hoy en día es conocida por ser una de las ciudades que más rápido crecimiento tienen en la actualidad. Y es que, gracias a su situación en la parte norte de Holanda, las posibilidades de empleo, en particular en el sector servicios, son mayores.

Foto Vía Moto22

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Drenthe



Deja tu comentario