Conducir en Holanda, información práctica

Conducir en Holanda

¿Tenéis pensado alquilar un coche en Holanda y queréis saber cuáles son las ventajas e inconvenientes?.

No preocuparos, a decir verdad tiene muchas más ventajas que otra cosa. Sobre todo porque conducir en Holanda es sencillo, muy parecido a cualquier otro lugar, sobre todo en las autopistas y autovías, muy bien señalizadas. Además, al ser un país pequeño, tendremos que recorrer cortas distancias para llegar de un lugar a otro.

Otra cosa es ya maternos con el coche en las grandes ciudades, donde el tráfico es intenso, y donde, ya os daréis cuenta, tienen prioridad, casi siempre, las bicicletas. Los conductores holandeses son muy muy respetuosos con los conductores de bicicletas, a veces hasta límites que no se verían en otra parte.

Para alquilar un coche en Holanda no hay problema, porque funcionan las principales compañías internacionales, especialmente en el Aeropuerto Schiphol de Amsterdam, y en las grandes ciudades como Rotterdam, La Haya, Utrecht, Maastricht, etc… Los precios pueden rondar los 60 euros por día, y los 75 euros el fin de semana completo, incluyendo seguro y repostajes.

La edad mínima para conducir en Holanda son los 18 años. Los límites de velocidad son los siguientes:

· 120 kilómetros hora para las autopistas
· 100 kilómetros hora en tramos de autopista que pasan cerca de pueblos o ciudades
· 50 kilómetros hora en ciudades y zonas urbanas
· 80 kilómetros hora en las afueras de los pueblos y ciudades

Hay que tener cuidado, como os decíamos antes, con los conductores de bicicletas. Pero claro, siempre que los propios ciclistas cumplan con las normas de circulación, ya que hay algunos que, aprovechando la preferencia que tienen, hacen maniobras que no son correctas.

Si podéis, en cualquier oficina de turismo de cualquier ciudad holandesa tenéis la posibilidad de haceros con un mapa de carreteras. Incluso, en cualquier librería de España la empresa editora Michelín tiene mapas desplegables de Holanda. Son los números 210 y 211.

De todas maneras, queda dicho que las carreteras y autopistas de Holanda son muy parecidas a las de cualquier país europeo. Conducir no es nada complicado, y todos los lugares, sobre todo los más importantes, están perfectamente señalizados.

Foto Vía Dilestar

Imprimir

Categorias: Información práctica



Deja tu comentario