Arte y cultura en el Bajo Rhin

Museo Kroller Muller

Ya os habíamos avisado de la potente e interesante campaña turística (Cool Break)que desde hace algunos meses lleva a cabo la región del Bajo Rhin para promocionarse en diferentes países de Europa.

El Bajo Rhin es una zona interfronteriza que comprende parte de las regiones de Limburgo y de Brabante, además de Rivierenland, Veluwe y las regiones de Arnhem y Nimega. Eso sólo en Holanda: por Alemania se continúa en lo que propiamente los germanos llaman Niederrhein.

Se acerca la primavera, inmejorable ocasión para visitar el Bajo Rhin. No en vano su formidable y respetada naturaleza es uno de sus activos, con largas sendas que transitan entre bosques de caducifolias y arroyos. Sin embargo, nosotros traemos ahora una perspectiva distinta a la natural. La que posibilitan los destinos artísticos y culturales.

El palacio Het Loo, en Apeldoorn, es seguramente conocido por todos vosotros. Antigua residencia real fue convertido en museo allá por 1984. Sus espectaculares jardines barrocos se cuentan entre las grandes atracciones de toda Holanda.

El parque arqueológico de Xanten, en la parte alemana, es también una recreación de la vida romana de hace dos mil años. En este parque se hallan los restos de la Colonia Ulpia Traiana, que fuera una de las asentamientos más importantes del norte imperial.

Museo Kröller-Müller. El museo y el parque nacional Hoge Veluwe unen sus empeños recreativos para proporcionar a lo visitantes las adecuadas raciones de arte y naturaleza, de paisaje interior y paisaje exterior. El museo tiene una importante colección de van Gogh. Mientras, el llamado jardín de las esculturas nos cautivará.

Museo al aire libre, en Arnhem. Se trata de un museo viviente, de una reconstrucción de un pueblo holandés de hace un siglo. Encontraremos casas antiguas, molinos, fábricas de cerveza…todo muy interesante y entretenido. Es curioso la presencia de este museo histórico en una de las ciudades holandesas que más sufrió las consecuencias de la Segunda Guerra Mundial.

Centro de arte de El Bosco, en Den Bosch. Intenta ser una puerta de entrada al extravagante universo de El Bosco y está ubicado en una antigua iglesia sometida a una notable rehabilitación. En suma, un destino imprescindible para conocer la compleja personalidad y el exquisito arte del gran pintor holandés.

El museo-castillo Moyland, del lado germano. Castillo neogótico, Moyland alberga a colección permanente de Joseph Beuys, además de contar con espacio para exposiciones temporales. Sus jardines son muy bellos y su mercadillo navideño es de los más conocidos dela región.

En definitiva, seis puntos de interés, cuatro en Holanda y dos en Alemania, con los que disfrutar de un destino agradecido y revitalizante que, por tantos motivos, merece la pena.

Foto vía: artelista

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Holanda



Comentarios (1)

  1. David dice:

    Cada vez estoy aprendiendo más de este hermoso país.
    No es como me lo han dicho algunas personas que han viajado ahí, sino es más hermoso de lo que se imaginan, lo que pasa es que como todo país tienen sus pro y sus contras, es lógico, espero visitar algún día, saludos

Deja tu comentario