Museos para visitar en Utrecht

Miffy

La pequeña provincia de Utrecht ocupa una posición central (geográficamente) en Holanda. Su capital homónima tiene unos 300000 habitantes, una afamada torre catedralicia del XIV, una importantísima universidad y un montón de cosas más que, desgraciadamente, ahora no vienen al caso. Porque el caso, hoy, son sus museos.

Los museos de Utrecht no decepcionan, teniendo en cuenta que desde el XVI la urbe jugó un rol notable como foco de las artes. Empezando por el Centraal Museum, el Museo Central, en un antiguo monasterio agustino, ampliado y restaurado. El Museo Central posee la colección mundial más importante de Rietveld. También numerosas pinturas de la llamada Escuela de Utrecht (siglos XVI y XVII).

No sólo de pintura vive el este museo, sino que se atreve también con retrospectivas sobre diseño o moda, amén de proveerse de espacio para recordar el arte contemporáneo. Además, reserva una zona para los más pequeños, atención por cierto bastante común en los museos holandeses que están en todo (experiencia la suya).

Museum Catharijneconvent, algo así como Museo-Convento de Catalina. Se trata de un museo de arte religioso a la vez que de historia del propio cristianismo. Al menos del cristianismo (o acaso debiéramos decir cristiandad) holandés. Es un museo curioso y hermoso. Efectivamente, se halla en un longevo monasterio, otrora (siglo XVI) utilizado como hospital municipal. Tiene colecciones de pintura y escultura, así como interesantes manuscritos sobre personajes y hechos cristianos relevantes. No faltan las obras de algunos grandes pintores de Holanda, como el mismo Rembrandt.

Sorprendente resulta el museo Van Speelklok tot Pierement, cuyo tema son los relojes musicales, los organillos y las cajas musicales. Está lleno de deliciosos artilugios de hace siglos que hacían las maneras de las radios y los mp3 de antaño. El museo en conjunto es muy refrescante. Y divertido.

El Museo del Ferrocarril, Railroad Museum, no es menos atractivo. Descubre la historia ferroviaria holandesa a los visitantes y lo hace con dinamismo y encanto. El museo ofrece excursiones en una locomotora restaurada y cuenta con numerosos tipos de viejos trenes y vagones que muestra por fuera y enseña por dentro.

La Casa de Dick Bruna es uno de los más recientes museos inaugurados en Utrecht (en realidad depende del Museo Central). Dick Bruna es un artista holandés contemporáneo (nacido en 1927) que se ha hecho famoso por haber creado el personaje de una conejita, Miffy.

Sin embargo, la Casa Dick Bruna no es, no seáis mal (o bien, qué sé yo) pensados, un museo del erotismo ni tiene nada que ver con Playboy. Miffy es la señorita de la imagen superior: todo ternura e inocencia (pese a vestir de naranja) en un fondo amarillo. Ah (suspiros) quién fuera niño… para dejar de serlo.

Foto vía: biodroid-productions

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Museos de Holanda, Utrecht



Deja tu comentario