Puente Erasmus, en Rotterdam

Puente Erasmus

Construído sobre el río Maas,que atraviesa la ciudad de Rotterdam, el Puente Erasmus, es considerado una excelente obra arquitectónica moderna. Su figura atirantada, pero a su vez esbelta ha hecho que se ganara el apodo de “el Cisne”.

Su diseño se debió a la creatividad de Ben van Berkel, y la finalización de la obra recién fue en el año 1996. La idea de este joven arquitecto de Ámsterdam fue sorprender con una construcción de diseño “plano y funcional”, convirtiendo una obra de infraestructura en una verdadera muestra de arte.

Preparado constructivamente para soportar condiciones de funcionamiento con vientos particularmente fuertes fue dotado de un efectivo sistema de amortiguadores de choque.

Estructuralmente, a lo largo de sus 808 metros de longitud, se distinguen en él dos secciones representadas por: una torre de altura asimétrica de 139 metros, y un puente levadizo ubicado en el tramo sur que tiene 89 metros y que permite el paso de los buques cuya altura no permite hacerlo por debajo del puente. Aquí vale aclarar que esta sección basculante es la mayor y más pesada de Europa del Oeste.

Urbanísticamente hablando podemos decir que representa el rol industrial de Rotterdam, pero a su vez cumple la función de unir las zonas Norte y Sur de la ciudad, articulando los flujos de mercancía y personas entre ambas zonas.

Inaugurado por la Reina Beatriz en 1996 invita a ser visitado por todo aquel que  desee contemplar la simbiosis entre la elegancia con el binomio “hormigón-acero”, un símbolo que logra mimetizar durante el día su especial iluminación azulada con el fondo del cielo, haciendo que todo sea una unidad imperceptible.

Sin embargo, durante la noche, también la iluminación es la encargada de dotarlo de autonomía y entidad, con una luz blanca brillante que hace que se distinga a lo lejos.
Lo impresionante de su belleza convierte al Puente Erasmus en una visita obligada para valorar la enorme inversión de 75 millones de euros que se han plasmado en él.

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Rotterdam



Deja tu comentario