Harderwijk y su recuerdo medieval

Harderwijk

Apenas a 80 kilómetros al este de Amsterdam tenemos una de las ciudades más pintorescas del país. Se trata de Harderwijk, un lugar lleno de callejuelas románticas, vestigios medievales, como puertas y murallas, e incluso hasta una playa, ya que la ciudad se ubica a orillas del río Veluwemeer. Dicen que es el mejor sitio para comer anguilas en Holanda.

De hecho fue en la Universidad de Harderwik donde Linneo bautizó en 1735 con el nombre de anguilla a esta especie.

Pero hoy queremos detenernos en uno de sus monumentos más atractivos, concretamente en la Vischpoort de Harderwijk, una bellísima puerta fortificada, construida entre los siglos XIV y XV, situada cerca del Strandboulevard y del Dolfinarium de Harderwijk y por la que se tiene acceso a la Vismarkt, la lonja del pescado.

Es sin duda el monumento más pintado y fotografiado de la ciudad desde la Edad Media. Esta puerta es uno de los pocos recuerdos de las viejas murallas medievales, construidas en el siglo XIII, de una ciudad muy importante en los siglos pasados, pero que a partir del XIX comenzó a decaer. No en vano contaba con uno de los mejores puertos y universidades del país.

Esta Vischpoort se halla en el lado oeste de Harderwijk, y en ella ondea hoy la bandera de la ciudad. Es la mejor forma de entrar en la ciudad, atravesando su arco para poder disfrutar del pintoresquismo de sus típicas casas de los siglos XVII y XVIII, aunque la ciudad tenga más de 800 años. Harderwijk es de esas ciudades con sabor medieval que tanto nos gustan.

Iglesia del siglo XV, un precioso puerto, magníficas vistas del río, parece mentira que Harderwijk no sea una de las ciudades más turísticas de Holanda con el pintoresquismo, la paz y tranquilidad y la historia que rezuma. Atravesar su Vischpoort, la única puerta medieval que queda en pie en la ciudad, y disfrutar de ella y de sus ánguilas, que por algo las bautizó aquí Linneo.

Foto Vía Eureka Booking

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Harderwijk



Deja tu comentario