La Iglesia de San Nicolás en Amsterdam

Iglesia de San Nicolas

Nada más bajarnos de nuestro viaje en tren hasta Amsterdam, y saliendo por la puerta principal de la preciosa estación de la ciudad holandesa, vimos a nuestra izquierda la tremenda efigie de la Iglesia de San Nicolás, la Sint Nicolaaskerk, templo dedicado al patrón de los marineros.

Me encantó su fachada de piedra oscura y un tanto sombría, que parecía contrastar con el animado ambiente que se respiraba en la Stations Plein y el cercano paseo de Damrak. Lo que está claro es que resulta uno de esos monumentos que uno no deja de ver, gracias a su perfecta ubicación. Hoy en día, debido a la profunda restauración de 1999, luce con verdadero esplendor.

Curiosamente es una iglesia cuanto menos moderna, ya que fue construida a finales del siglo XIX. Observaréis, sobre todo en el interior, que cuenta con muchos elementos de estilo neobarrocos y neorenacentistas, el estilo que más se solía usar en las iglesias católicas del siglo XIX.

Resulta impresionante comprobar desde la propia Estación Central de Amsterdam las torres de esta iglesia, su imponente y oscura figura, tirando a un color marrón que yo diría que la embellece aún más. Destaca en especial su cúpula, de 58 metros de altura. Desde dentro veréis que cuenta con una serie de vidrieras en la parte alta y circular, una luz que entra hermosamente en el templo.

Precisamente el interior de la Iglesia de San Nicolás tiene también muchos elementos clásicos y barrocos. No dejéis de ver el altar mayor, lleno de estatuas de finales del siglo XIX, y en especial las catorce estaciones del Vía Crucis, realizadas por el pintor Jan Dunselman entre 1891 y 1898. Se cree que el pintor se fijó en los propios fieles de la iglesia para crear las escenas.

Gracias a la profunda restauración de 1999 entra mucha más luz en la iglesia, por lo que se puede apreciar mucho mejor su magnífico interior. Además, si tenéis la oportunidad de asistir a algún oficio religioso, oiréis el magnífico Órgano Sauer, el órgano más grande construido en el siglo XIX en toda Holanda. La acústica que ofrece esta iglesia es impresionante.

No dudéis en acercaros y echar un vistazo a la Iglesia de San Nicolás en Amsterdam. Situada junto a la Estación Central, es uno de los monumentos más notables de la ciudad. Da gusto fotografiarla nada más salir de la estación, o bien su parte posterior en la zona de los canales del Barrio Rojo.

Foto Vía Mundo City

Imprimir

Etiquetas: , ,

Categorias: Amsterdam



Comentarios (1)

  1. Todos los domingos hay una misa en español para todos los hispanohablantes que vivimos en Amsterdam.

Deja tu comentario