- Sobre Holanda - https://sobreholanda.com -

Frikandel, salchicha frita holandesa

En términos generales, la cocina holandesa puede nombrarse como una gastronomía de invierno, debido al extenso abanico de estofados, sopas a base de verduras con panceta y guisantes de todo tipo. Sin embargo, existe una comida en Holanda que hace chuparse los dedos a cualquiera que la deleite: frikandel (conocidas como salchichas fritas de color marrón y ligeramente arrugadas).

Este exquisito bocado de 18 cm. de largo y 3 cm. de diámetro, similar a otras salchichas, suele servirse bien caliente y partido por la mitad, junto con salsa de tomates, curry, mayonesa y cebollas salteadas en rodajas finas.

Ideal para comer en cualquier momento del día, el frikandel posee como elementos básicos carne de cerdo, vaca, pollo y caballo. Hoy en día, podéis encontrar varias historias referidas al contenido de la misma, pero la verdad es que es tradición ubicar este snack en restaurantes holandeses y otras partes del mundo. Pues para que podáis realizar la receta en casa, pasemos a la preparación del paso a paso.

Ingredientes:

Preparación:

– Lo primero que debéis realizar es pasar por la procesadora todos los alimentos que os mencionamos, menos la crema de leche y la cebolla hasta obtener una consistencia manejable.

– Posteriormente, colocar la pasta realizada en tubos de plástico para darle forma (debéis trata de que el material de ellos sea propicio para introducir en agua hirviendo) y luego si, en una olla con agua caliente, dejar los ejemplares durante unos 10 minutos. Quitar y dejar enfriar.

– Mientras tanto, saltear en una sartén con un chorrito de aceite, las cebollas cortadas finamente hasta que obtener un dolor dorado. Incorporar Sal y pimienta.

– A continuación, tomar una sartén con aceite caliente e introducir las salchichas (previamente extraídas de los moldes) hasta que las mismas se escurran. Dejar secar y servir en un plato en conjunto con pocillos de ketchup, mayonesa, la crema de leche calentada y las cebollas salteadas.

Un buen consejo, cortar las salchichas por la mitad y rellenarla con lo que os apetezca! Buen provecho!

Foto: Calator in lume