Pannekoeken, crepes típicos de Holanda

Pannekoeken, receta holandesa

Estamos seguros de que si viajáis a Holanda la gastronomía os sorprenderá. No solo por contar con una extensa variedad de exquisitos platos, tanto dulces como salados, sino también porque recordaréis cómo hacer cada uno de ellos, por su fácil elaboración.

Tanto es así que podemos destacar los saucijzenbroodje (similares a unos pequeños pasteles de hojaldre con carne) o bien, los pannekoeken (unos crepes parecidos a las tortitas de harina, leche y huevo).

De esta manera, en lo que respecta a la gastronomía en Holanda, los pannekoeken suelen ingerirse en horas del almuerzo o también como postre luego de la cena (ya que podéis hacerlos tanto dulces como salados) y entre sus más deliciosos rellenos, os recomendamos el bacón, el queso y sino, las pasas de uva, frutos rojos con helado o compota de manzana. Similares a los pancakes americanos, pasemos a la receta holandesa, ideal para cuatro comensales.

Ingredientes:

  • 200 gramos de harina leudante
  • 1 pizca de sal
  • ½ litro de leche
  • 30 gramos de azúcar
  • Una cucharadita de esencia de vainilla
  • 4 huevos
  • Una cucharadita de aceite de maíz
  • Una cucharada de mantequilla

Preparación:

– Tamizar la harina en un bol e incorporar el azúcar. Realizar un hueco en el medio, ayudándose con las manos y añadir los huevos en el centro.

– A continuación, agregar 1/3 de leche y la esencia de vainilla, y comenzar a batir con batidora o sino, con un batidor manual e ir introduciendo de a poco el resto de la leche junto con una pizca de sal hasta lograr una masa suave y blanda. Opcionalmente, a lo último, agregar la cucharadita de aceite de maíz.

– Ahora bien, tomar una sartén, llevarla a fuego fuerte y echar una cucharadita de mantequilla previamente al lanzamiento de la preparación. Verter un cucharón de la masa hasta cubrir los bordes y cuando la misma comience a humedecerse o cuando los bordes se ponen dorados, dar vuelta.

– Este procedimiento debéis realizarlo con cada uno de ellos e ir apilándolos uno sobre otro en un plato. Una vez que finalicéis con los pannekoeken, podéis espolvorearlos con azúcar impalpable o bien, comenzar a disfrutar de los diversos rellenos, sea dulces o salados.

¿Una idea? Pues, está la posibilidad de realizar una torta con estas tortillas, solamente queda bajo decisión de vosotros qué relleno prefieren y luego si, comenzar a apilarlos mechando por ejemplo, manzanas, con peras y plátanos y en la capa superior, dos bochas de helado (crema americana, frutilla o dulce de leche). Riquísimo!

Foto: ariadna galiana

Imprimir

Etiquetas: , , ,

Categorias: Gastronomia



Deja tu comentario