Qué ver en Haarlem

Haarlem

Situada en la zona oeste de Holanda, a unos 20 kilómetros de distancia de Ámsterdam, se encuentra la pequeña, histórica y coqueta ciudad de Haarlem. En este sentido, y a pesar de su tamaño, ocupa un digno cuarto puesto en el ranking de las ciudades más visitadas del país (por detrás de Ámsterdam, Rotterdam, La Haya y Utrecht).

El hecho de que se encuentre a 4 metros por debajo del nivel del mar se debe a que su construcción tuvo lugar sobre la superficie de un lago desecado, entre el siglo XVII y XVIII; es por esta misma razón por lo que también la urbe se encuentra atravesada por hermosos y románticos canales.

Célebre por su industria y por ser sede episcopal, del mismo modo la ciudad de Haarlem está jalonada por importantes monumentos, así como por interesantes museos que reflejan su historia. Asimismo, si tienes planeado irte a conocerla, debes de saber que son numerosos los festivales, de diferentes estilos, que se organizan en ella.

A este respecto, y para que te hagas una idea, a continuación te reseñamos los rincones que no puedes perderte si te encuentras de visita en ella.

Plaza Grote Markt

Es aquí, en la Plaza del Mercado Central, la principal de toda Haarlem, donde podrás contemplar otra serie de edificios importantes para la urbe, como el Ayuntamiento (Stadhuis), el antiguo mercado de carne y de pescado (fechado en el siglo XVII) o la catedral gótica de Grotekerk van St Bavo.

Catedral St Bavo

De estilo gótico, es la iglesia de mayor tamaño de Haarlem. Dedicada a San Bavón fue, en un primer momento, de fe católica, no siendo hasta finales del siglo XVI cuando se convirtió al Protestantismo. Mencionada ya en el siglo XIII. En ella, y sin lugar a dudas, la estrella es el órgano: con más de 5000 tubos, llega a alcanzar los 30 metros de altura y, además, Mozart tocó en él.

Molino Adriaan

Se encuentra el este de la Grote Mark y sobre uno de los meandros del río Spaame. Desde su elevada plataforma, tendrás una magnífica vista de la parte central de la ciudad. Fue erigido durante el siglo XVIII por un mercader local y, hasta comienzos del siglo XX, en él hubo una intensa actividad de trabajo.

Recientemente restaurado, en su interior alberga diversas exposiciones sobre la tecnología de los molinos, además de tours virtuales por el río; los sábados, y mientras el tiempo sea favorable, puede verse su funcionamiento.

Hofjes

Es una de las peculiaridades más características de la ciudad: se trata de asilos que han sido edificados en torno a patios. En su origen, se trataba de hospicios privados para acoger a ancianos (sobre todo a mujeres) y, en la actualidad, aún quedan en pie en Haarlem 19, muchos de los cuales pueden ser visitados por el público durante los fines de semana.

Museo de Teyler

Está considerado como el más antiguo de todo el país. Ubicado en la que fuera casa de Pieter Teyler van der Hulst, un importante comerciante y banquero que legó su fortuna para el crecimiento de la ciencia, el arte y la religión: a las dos primeras disciplinas es a las que está dedicada la fundación.

Museo Frans Hals

Se dice de él, y no les falta razón, que es el “Museo del Siglo de Oro”, ya que en su interior se guardan algunas de las obras más representativas del período Barroco en los Países Bajos. Recibe el nombre del pintor y en sus salas se pueden contemplar sus mejores trabajos.

Otros sitios para visitar:

El Hoofdwacht y el Grote o Sint-Bavokerk: Donde se localiza la estatua de Laurens Coster, quien está considerado como el inventor de la imprenta

El puente de la ciudad – Amsterdamse Poort: Única prueba que se conserva de las 12 puertas que protegían a la ciudad de Haarlem de los ataques de los piratas y demás atacantes.

La estación de ferrocarril: Fue la primera línea ferroviaria de Holanda y unió la ciudad con Ámsterdam.

Excursiones desde:

  • Ámsterdam: a tan sólo 20 kilómetros de Haarlem.
  • Ijmuiden: a 17 kilómetros hacia el norte de Haarlem

Más información:

Foto Vía: Hotel Dieraeckse

.

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Haarlem



Deja tu comentario