Visita la Grote Markt de Haarlem

Grote Markt de Haarlem

Haciendo un pequeño recorrido visual por algunas de las obras de los grandes artistas holandeses, se observa que para muchos la ciudad de Haarlem fue motivo de gran inspiración. La belleza de sus paisajes y la elegancia de sus monumentos tiene un carácter señorial difícil de igualar. Tal vez no sea Amsterdam, pero la capital de la Holanda Septentrional tiene un halo misterioso que embauca, del que no te puedes deshacer en la memoria.

Y esto te sucede nada más poner pie en su magnífica Grote Markt, corazón social de la ciudad. Allí nos da la bienvenida en forma de estatua Laurens Janzsoon Coster, a quien en Holanda se le atribuye la invención de la imprenta a principios del siglo XV. A su alrededor observamos precisamente algunos de esos edificios elegantes de los que os hablamos.

La vista se nos irá rápidamente hasta la maravillosa silueta de la Grote Kerk, iglesia protestante de estilo gótico que fue construida en el siglo XV y que, un siglo más tarde, se convirtió en catedral de la ciudad. A destacar en ella su curiosa torre de madera del XVI, un grandioso interior con un magnífico coro, el órgano del XVIII (en el que tocaron entre otros Mozart y Haendel), y una serie de sepulturas y lienzos del XVII en el deambulatorio.

Junto a la iglesia se encuentra el Vleeshal, la antigua lonja de la carne de Haarlem. Se trata de un edificio renacentista construido en ladrillo a comienzos del siglo XVII, y que hoy se ha habilitado como el centro artístico De Hallen, en el que podemos ver diferentes exposiciones temporales.

El último de los grandes edificios que podemos ver en esta plaza es el Stadhuis o Ayuntamiento, erigido en el siglo XVII. Un monumento sencillo pero típicamente holandés, con sus pequeñas almenas y una torre posterior que data de 1913 (la anterior fue demolida en 1772). Si tenéis la oportunidad de visitar el interior os recomiendo especialmente la Sala de los Corregidores, en la que se conservan dos hermosos tapices de 1629.

Y a todo esto se añade el buen ambiente que a cualquier hora del día se puede apreciar en la plaza. Terrazas con turistas y lugareños tomando algo, gente de un lado para otro, en definitiva un lugar con mucha vida y al que, si vais a Haarlem, estoy convencido que le rendiréis una visita.

Foto Vía LiborM.net

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Haarlem



Deja tu comentario