El Castillo de Ammersoyen, en Gelderland

Ammersoyen

Los castillos de Holanda quizá no sean tan famosos como los ingleses o los franceses, pero lo cierto es que también encontramos verdaderas joyas arquitectónicas, como por ejemplo el Castillo de Ammersoyen.

Este castillo está emplazado en Ammerzoden, ciudad de la provincia de Gelderland, muy próximo al río Mass. No se sabe muy bien cuando comenzó a construirse, pues muchos aseguran que en el siglo XII mientras que otros insisten en que un poco más tarde. Sea como sea, todo parece indicar que fue la familia Van Herlaer la que completó este precioso castillo.

A simple vista podemos observar que el castillo cuenta con una planta casi rectangular de cuatro alas que se centran en torno a un pequeño patio. Asimismo, también cuenta con varias torres redondas ubicadas en sus lados, majestuosas torres que le aportan una imagen de fortaleza infranqueable.  Lo cierto es que el castillo fue creado en sus orígenes para servir como fortaleza defensiva, por ello, la construcción inicial incluía un gran foso que obligaba a los invasores a atacar casi exclusivamente por la parte delantera. Este foso desapareció durante un tiempo, pero posteriormente volvió a instalarse para respetar el diseño inicial.

Uno de los datos más sorprendentes o por lo menos curiosos es que el castillo fue proyectado y construido con un plan fijo. Esto significa que no fue construido por partes ni fases, algo que por otro lado era bastante frecuente en la época medieval. Por el contrario, fue construido en una sola fase.

Si bien es cierto que estamos ante un singular castillo, también hay que hablar de sus tragedias, que también las tiene; y es que el Castillo de Ammersoyen se quemó en 1590 arrastrando años y años de historia. Quedó en un estado bastante deplorable, situación de la que no pudo salir hasta medio siglo después, momento en el que comenzó a reconstruirse.

Una vez levantado de nuevo, el castillo se vio nuevamente amenazado, en esta ocasión por el hombre; y es que la incursión de las tropas francesas en los Países Bajos hacía peligrar la vida de toda fortaleza. Afortunadamente, el último señor de la familia Van Arkel salvó este castillo mediante el pago de un gran rescate a las tropas.

Sin duda un lugar con historia que merece la pena conocer si estamos cerca de esta localidad.

Otros castillos holandeses:

Foto vía: topcastles

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Gelderland



Deja tu comentario