Visitas más destacadas de Dokkum, en la provincia de Frisia

Dokkum

Situada al norte de los Países Bajos encontramos a Dokkum, una hermosa ciudad perteneciente al municipio de Dongeradeel, en la conocida como provincia Frisia.

Tras las murallas, o mejor dicho, los restos de las mismas, encontramos esta parte de la historia del país. Una ciudad que fue saqueada durante la Guerra de los ochenta años por mercenarios al servicio de la monarquía hispánica, y que posteriormente jugó un papel realmente importante en la Unión de Utrecht por su ubicación estratégica y la de su puerto; y es que por aquel entonces, el puerto de esta ciudad aún estaba conectado al mar. Posteriormente las vías marítimas sufrieron la sedimentación, algo que forzó la construcción del canal de Frisia.

Si Dokkum está en esta parte de la historia, también cuenta con otros acontecimientos históricos relacionados esta vez con personas; y es que aquí fue donde San Bonifacio fue martirizado o donde nació el célebre matemático Gemma Frisius.

Fue construida sobre un cerro artificial y cuenta con un sistema de fortificaciones del siglo XVI realmente bien conservado que merece la pena visitar.

Dentro de sus murallas encontramos lugares interesantes para visitar como el Ayuntamiento. Se trata de un edificio hermosísimo del siglo XVII que cuenta con un pequeño campanario de color blanco. Hay que destacar que en el siglo XIX la fachada de este edificio fue reconstruida en estilo neoclásico. No obstante, merece la pena visitarlo y poder observar también tres casas con piñón escalonado de principios del siglo XVII que han sido restauradas justo enfrente de este edificio.

También destacamos la Capilla de San Bonifacio. Aquí descansa una estatua del santo en la que se protege su cabeza con una Biblia. Junto a la estatua la capilla, que es un punto clave en una peregrinación anual hacia este enclave.

También existen otros monumentos religiosos como la Iglesia mayor o de San Martín. Esta iglesia es actualmente protestante y cuenta con un hermosísimo estilo gótico que nos llamará poderosamente la atención. Su crucero es del siglo XV y en el suelo podemos observar un sinfín de lápidas.

Por último, también podemos destacar la visita del Museum Het Admiraliteitshuis. Se trata de un museo regional que ocupa una casa antigua con un precioso pórtico renacentista. En su interior hay un sinfín de objetos antiguos de los habitantes de esta población, desde objetos de plata, madera tallada, armaduras antiguas o incluso objetos de excavaciones que evidencian vida más allá de este asentamiento.

Otros enlaces de interés:

Foto vía:  doncrowley

Imprimir

Categorias: Frisia



Deja tu comentario